febrero 1, 2023
20.2 C
Havana

Acosta Danza volvió al Teatro Martí con un estreno mundial

Fotos: Roy Leyra | CN360

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

La compañía cubana Acosta Danza se presentó en el Teatro Martí de La Habana para celebrar sus siete años de fundación con un estreno mundial.

En el programa de la función, su director, el reconocido bailarín cubano Carlos Acosta, aseguró que “a pesar de todas las dificultades, de pérdidas irreparables, de los peores desastres, aquí estamos. El Martí ha vuelto a sobrevivir al horror y nuestra compañía regresa a su escena para cumplir con las mayores misiones del arte: acompañar, aliviar, embellecer la vida”.

Acosta refiere los daños sufridos por la institución cultural debido a la explosión ocurrida en el Hotel Saratoga de la capital cubana el pasado 6 de mayo.

La compañía volvió a las tablas del mítico teatro para “celebrar además todos estos años de trabajo duro y continuo, de la mejor manera que sabemos”, agregó Acosta.

En la función se pudo disfrutar de importantes obras de su repertorio como son «Paysage, soudain, la nuit», del coreógrafo sueco Pontus Lidberg quien se acercó con esta pieza a la cultura cubana a través de la Rumba a través de una partitura de Leo Brouwer.

También «Fauno», de Sidi Larbi Cherkaoui, un dueto para bailarín y bailarina que fue creado por encargo del teatro Sadler’s Wells de Londres para integrar la gala “En el espíritu de Diaghilev”, celebrada en octubre de 2009 en homenaje al centenario de los Ballets Rusos.

Subió igualmente a escena el solo «Impronta», de la coreógrafa española María Rovira, una obra donde “la danza moderna y contemporánea exploran la energía que irradia el cuerpo de la bailarina hacia todos los puntos cardinales, a la sombra de una herencia ancestral”.

«De punta a cabo» fue otras de las propuestas del grupo danzario cubano, una versión del espectáculo creado por Alexis Fernández que formó parte de la primera temporada de la compañía en abril de 2016 y que este año estuvo nominado a los Premios Lawrence Olivier en Reino Unido.

Según el programa de estas presentaciones, “la obra lleva a la danza algunas impresiones sobre la Cuba contemporánea, un país de mezclas y contrastes. Entre lo tradicional y lo moderno, pobreza y desarrollo, lo clásico y lo más corrosivo, lo real maravilloso”.

El momento especial de la noche fue el estreno mundial de «Performance», una creación de la coreógrafa estadounidense Micaela Taylor que, según palabras del propio Acosta, “ha explotado las condiciones de nuestros bailarines y los ha hecho expresarse de una forma diferente a las que les hemos visto hasta ahora”.

Taylos expresó que su propuesta “se centra en las complejidades de la interpretación. Los bailarines entrelazan emocionalmente lo que es realidad y lo que es espectáculo. La cuarta pared se rompe cuando vemos que los `artistas´ generan más y más adrenalina y agotamiento”. 

Luego agregó que como creadora le intriga “cuánto puedo disfrutar de la ficción sin perder la autenticidad. Sin detalle explícito, vemos cuerpos que surcan el espacio y luego son despojados de ritmo. Un ritmo que no tiene límites y está enfocado directamente en la audiencia, entregado a ella”.

En las palabras finales del texto, Carlos Acosta apostó por “la voluntad de seguir avanzando que tenemos los seres humanos” y se refirió a que “aunque la visión que nos encontremos en algunas zonas sea triste, desde la escena ofreceremos otros paisajes, llenos de luces y colores”. 

“Sabemos que, como siempre, la verdad del arte se fundirá con la realidad y ayudará a superar lo que los días tristes nos dejaron. ¡Que la esperanza siempre permanezca viva!”, concluyó el también director del Ballet Real de Birmingham.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here