diciembre 1, 2022
23.2 C
Havana

Acusan a Trump de planificar intento golpista tras las pasadas elecciones

Texto: Hugo León

Un comité del Congreso de Estados Unidos acusó al expresidente Donald Trump de planificar un intento de golpe de estado en enero del año pasado, tras perder en las elecciones contra el actual mandatario Joe Biden.

El grupo estudia los acontecimientos del 6 de enero de 2021, cuando partidarios de Trump entraron por la fuerza al Capitolio de Washington para detener la certificación de Biden como presidente.

El comité está compuesto en su mayoría por legisladores demócratas y algunos republicanos y su vicepresidenta es Liz Cheney, republicana de Wyoming, quien se ha convertido en una de las principales críticas del magnate dentro del propio partido.

La propia Cheney expresó que el expresidente Trump había encendido la llama del ataque.

Cheney dijo que Donald Trump supervisó y coordinó un plan de siete partes con el objetivo de anular la elección presidencial y así prevenir la transferencia de los poderes presidenciales. 

El 6 de enero fue la culminación de un intento de golpe, un intento descarado de derrocar al gobierno, enfatizó en la audiencia.

Durante la sesión se presentaron imágenes del ataque al Capitolio que no habían sido divulgadas hasta el momento. También se mostraron fragmentos de entrevistas a miembros del círculo íntimo del ex presidente.

Además, se mostró el testimonio de la hija de Trump, Ivanka, reconociendo que eran infundadas las afirmaciones donde su padre alegaba que las elecciones fueron robadas.

Ataque al Capitolio

Los analistas consideran que el antecedente de los disturbios están en la propia noche de las elecciones, cuando cerca de las dos de la madrugada el entonces presidente Trump se dirigió a sus seguidores desde la Casa Blanca y se declaró ganador, luego de afirmar que sus oponentes estaban intentando robar la elección.

El magnate encendió los rumores y sembró la idea de una elección amañada. Según él, había logrado una victoria clara, pero fuerzas ocultas se la habían arrebatado.

Tres días después, el 7 de noviembre, las autoridades electorales proclamaron a Biden oficialmente como ganador, pero los seguidores del republicano hicieron caso omiso. Aunque el ataque al Capitolio puso la tapa al pomo, desde un mes antes la extrema derecha atacó y amenazó a las autoridades electorales de Detroit, Arizona, Texas y Georgia en sus propios domicilios, además de protagonizar oros hechos violentos.

El 6 de enero, Trump se dirigió a una multitud de seguidores en el parque Ellipse, al sur de la Casa Blanca y terminó su alocución invitando a todos a ir al Capitolio, lo cual no incitó a la violencia específicamente, pero sirvió de polvorín para los eventos de las horas siguientes.

Según fuentes oficiales estadounidenses, el 6 de enero de 2021 murieron cuatro personas y más de 100 policías resultaron heridos. Además, otros cuatro agentes murieron más adelante por suicidio.

Entretanto, algunos republicanos consideran que estas sesiones contra Trump son una cortina de humo de los demócratas en momentos en que su presidente tiene un bajo índice de aprobación y la inflación y los precios se disparan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here