diciembre 1, 2022
23.2 C
Havana

Apagones en Cuba: se va la luz y vienen las protestas

Foto tomada de El Carabobeño

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Los mismos barrios cubanos que soportaron estoicamente y sin chistar los peores momentos del período especial entre 1992 y 1995, son los que en pleno 2022 se manifiestan en la isla contra la escasez y contra las condiciones en que viven.

Ese fue el caso de los vecinos del reparto Luis Dagnes, en Altamira, Santiago de Cuba, quienes salieron a las calles este lunes a manifestarse pacíficamente contra los constantes apagones, según reportaron usuarios en fotos y videos en redes sociales y de lo cual se hicieron eco los medios no estatales de la isla.

En una de las transmisiones publicadas en Facebook, la santiaguera Sulaine Videaux explicó que la protesta también tiene entre sus causas la falta de gas licuado en muchas viviendas de la zona, en algunas de las cuales viven niños pequeños.

Según Videaux los manifestantes gritaban consignas contra el gobierno cubano y la policía no permitía la entrada ni la salida de nadie del lugar.

Beatriz Johnson Urrutia, gobernadora de Santiago de Cuba, se dirigió al pueblo de la zona señalando las complejidades que atraviesa la provincia con el déficit de generación eléctrica.

También recogió inquietudes y quejas de los presentes y reconoció el estado de disgusto que generan los continuos y largos apagones.

La gobernadora santiaguera aclaró que si hay circuitos que casi no sufren afectaciones se debe a que están conectados a circuitos de prioridad como es el caso de hospitales, fábricas e industrias que garantizan los servicios de prioridad y la elaboración de alimentos.

Esta es solo la última de las varias protestas que los cubanos han realizado en los último meses y que sus ecos se han escuchado y visto en las redes sociales.

Según un informe del Observatorio Cubano de Conflictos (OCC), en julio de registraron en Cuba 47 protestas a causa de los apagones, de las cuales 20 se realizaron en forma de cacerolazos callejeros.

El OCC documentó en julio un total de 263 protestas en las 15 provincias y el municipio especial Isla de la Juventud, lo que daría un promedio de ocho protestas diarias, igual número que las registradas el mes anterior.

De ese total, 75 se realizaron por el reclamo de derechos políticos y civiles (28 %) y 188 por derechos económicos y sociales (71%), agrega el informe del OCC.

El texto argumenta que “estos datos son especialmente significativos porque en el mes de julio se desplegaron las fuerzas del gobierno en toda Cuba para evitar que se produjeran protestas en el primer aniversario de la gran explosión social del 11 de julio de 2021 (11J)”. 

Para el caso de las protestas provocadas por los apagones en la isla, el OCC explica que “los cacerolazos en Cuba son diferentes a los que tradicionalmente ocurren en el resto de la región. No se realizan desde los hogares sino en plena calle. Los 20 cacerolazos ocurridos en 12 provincias en el mes de julio se realizaron retomando las calles en la noche que por el día controlaban las fuerzas represivas y desfilando en ellas, amparados por la oscuridad, gritando consignas antigubernamentales”.

Según el informe, los números muestran un ascenso de las protestas motivadas por los apagones, en comparación con las 39 reportadas en junio y las 28 del mes de mayo.

Entre los motivos de las protestas, además de los mencionados apagones, están “el colapso del sistema de salud ante la epidemia creciente de dengue, la escasez de alimentos y medicamentos, así como la inflación”, detalla el texto.

La Habana muestra el mayor número de protestas, con un registro de 79. A la capital cubana le siguen las provincias de Villa Clara con 20 y Camagüey y Holguín con 19 cada una.

“Las demandas coreadas por los que salían a las calles en los apagones mezclaban la exigencia de reponer la electricidad con el grito de ‘Libertad’”, agregó el informe del OCC.

Las protestas en la isla suceden en medio de la crisis económica que atraviesa el país y cada vez se hacen más visibles gracias al acceso a Internet de la población.

Sobre este aspecto, el informe del OCC concluyó que «el impacto de las numerosas y graves crisis –en un contexto en que con el acceso de la población a Internet el Estado ha perdido el monopolio sobre la información– viene resquebrajando las bases de la dominación oligárquica en la isla. La obediencia y sumisión ciudadanas, como evidencian los informes mensuales del Observatorio Cubano de Conflictos, van cuesta abajo».

El Observatorio Cubano de Conflictos es un proyecto autónomo de la sociedad civil apoyado por la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, según informan en su sitio web oficial.

Su misión es “Exponer, Educar y Empoderar ciudadanos dispuestos a tomar iniciativas para impulsar la solución de los problemas que aquejan a la sociedad cubana”.

Además, aseguran que su aporte es  ser “una herramienta proactiva de la sociedad civil para promover cambios no violentos hacia otra Cuba mejor y posible combinando el análisis riguroso de la conflictividad nacional con la capacitación y el empoderamiento de los ciudadanos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here