diciembre 2, 2022
25.2 C
Havana

Artistas e intelectuales cubanos firman carta en apoyo a demandas de Luis Manuel Otero Alcántara al gobierno cubano

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

En las redes sociales circula una carta pública en apoyo a Luis Manuel Otero Alcántara, realizada por intelectuales y artistas cubanos que se unieron esta vez, ante el estado de huelga de hambre en que se encuentra el artista y lo que significa para su salud.

Hasta las primeras horas de este 2 de mayo, había sido firmada por un total de 223 personas, encontrándose entre ellos varios periodistas y artistas jóvenes, tal es el caso de Mónica Baró Hernández; el realizador Carlos Lechuga; el periodista y director de El Estornudo, Carlos Manuel Álvarez; y los actores Carlos Alejandro Rodríguez Halley y Enmanuel Galbán.

Comienzan la carta expresando que esta reciente huelga de hambre y de sed de Alcántara pone en evidencia “la brutalidad sistémica de un régimen político que degrada una existencia libre a la más cruda desnudez de la supervivencia”.

Esta decisión de la huelga de hambre, fue tomada por Alcántara luego que sus obras fueran destruidas el pasado 16 de abril, tras ser allanada su casa, y el plan, de acuerdo a lo publicado es “poner su vida en juego para trazar un límite ante el acoso policial del poder”.

Los autores de la misiva declaran en ella que consideran “importante subrayar el alcance de la violencia ejercida por el Estado cubano” ante las acciones que este ha tomado en contra del artista, y especifican: “le ha impedido la comunicación con sus amigos y allegados, y ha inhabilitado el ejercicio libre de su práctica artística”.

Manifiestan, además, que lo vivido por Alcántara en estos tiempos, “no es solamente una persecución contra un ciudadano portador de ideas y principios, sino un asalto que atenta contra la dimensión sensible de nuestras vidas” ya que “intenta reducir la potencia de los individuos a un cuerpo desprovisto de sus derechos fundamentales”.

Los firmantes señalan que entienden la reacción del artista ante lo sucedido y el sentir de este, que se ha visto en la necesidad “de autoafirmar la libertad de sus medios y la fuerza singular de su voz”.

Puntualizan también que las acciones tomadas por el gobierno, como la persecución y vigilancia en el espacio doméstico, son una suerte de embestida contra la psiquis de las personas, y así ha sucedido con Alcántara, quien ahora coloca su vida “en una fase de deterioro irreversible”.

La defensa, en esta misiva, es además, la de “una vida sensible dotada de dignidad” y por ello piden una serie de cambios, como el cese de la violencia policial, y “el tratamiento infrahumano” que recibe el artista.

Coinciden con las demandas hechas por él mismo, como el cese del cerco y de la vigilancia policial y la represión contra la libertad de expresión, que sean devueltas las obras retiradas y se compense por los daños.

Asimismo, piden fin a la “ola represiva y los métodos violentos” usados en los últimos meses a raíz de los acontecimientos donde artistas e intelectuales han lanzado una serie de reclamos al gobierno.

“Hay que subrayar que la huelga de Otero Alcántara no es un ejercicio asumido como ciego voluntarismo ante la realidad en la que vive”, afirman que esta nueva situación en la que se encuentra Alcántara, es más vinculada a su vida individual que a una causa ideológica o programa político.

Culminan la carta, no sin antes invitar a que “con compromiso cívico y vocación por el gesto solidario”, los amigos y la ciudadanía se unan al reclamo y firmen, afirmando que “una vida digna solo es aquella que puede ser vivida en libertad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here