julio 13, 2024
24.2 C
Havana

La Recarga 12X + Internet Ilimitado más barata aCuba! 😍

Del 11 de julio al 21 de julio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal e Internet Ilimitado de 12 am a 7 am

Recargar ahora

Biden y Trump se verán las caras en debate presidencial, con mucho en juego para los cubanos

Foto: Shutterstock

Texto: Hugo León

Dos viejos conocidos se verán las caras este jueves con la mira puesta en la presidencia de EEUU: Donald Trump y Joe Biden, quienes tendrán su primer debate de la presente contienda electoral. 

Conforme se acercan las 9 de la noche, hora pactada para el debate televisado, se frotan las manos los partidarios de ambos contendientes, analistas y reporteros Estos últimos,  a sabiendas de que esta será una cita sin cuartel que ocupará todos los titulares, mientras que los votantes, porque saben que este debate tiene un elevado peso en el futuro de las elecciones presidenciales.

Para los analistas, este es el momento de la verdad, pues van quedando menos de cinco meses para las elecciones y los candidatos tendrán espacio para hablar de cuestiones clave como la economía y la migración.

Otros creen que será un diálogo con pocas propuestas concretas y muchos ataques incluso de índole personal.

Lo cierto es que como la emigración es uno de los temas sobre la mesa, a los cubanos les resulta igual de importante el debate que hasta el más estadounidense de los estadounidenses.

De las propuestas que los candidatos esbocen, dependerá el futuro de cientos de miles de cubanos que han llegado a Estados Unidos en los últimos años, y de otros tantos que esperan en México e incluso en Cuba.

Se estima, por ejemplo, que más de 300 mil cubanos están esperando en la isla por la confirmación del parole humanitario, una política de Biden que para muchos podría desaparecer dependiendo del resultado de las elecciones.

En esta oportunidad, y a diferencia de debates anteriores entre los dos políticos, los micrófonos estarán silenciados durante todo el debate, salvo para el candidato al que le toque hablar, y no habrá público en la transmisión en directo.

Por otro lado, este debate pasará a la historia como el primero entre un presidente en ejercicio y un expresidente. Por si fuera poco, es la primera vez que se presentará a elecciones un candidato declarado culpable de delitos federales.

Lo que pase en este debate presidencial, incluyendo cualquier error, pasará factura a los candidatos, en un país cada vez más polarizado que no permite a nadie hacer predicciones. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí