mayo 19, 2022
29.2 C
Havana

Reconocida escuela católica La Salle cierra su sede en La Habana

Fotos: Manuel Larrañaga

Texto: Karla Castillo

Una noticia que ha impactado tanto a los vecinos de la Iglesia Jesús del Monte, como a quienes estudiaron allí, fue el cierre de La Salle, la escuela privada católica que radica en ese centro religioso.

“Por motivos de la situación epidemiológica y monetaria del país, lamentablemente el centro La Salle cerrará definitivamente. No abrirá ningún curso en los próximos años”, esas son las palabras que reciben en un cartel al interesado que llegue hasta la puerta del lugar.

En el mismo, se especifica que en enero y febrero de 2021 sólo se ofrecerá servicio de secretaría de 9:30 de la mañana a una de la tarde, y después de tres a cinco.

Cuba Noticias 360 intercambió con Rafael, encargado religioso del centro, quién confirmó la información y explicó: “Todo el centro cerró, ya habíamos advertido sobre la posibilidad de cerrar en el mes de diciembre, y queríamos abrir en febrero, pero la Covid-19 no nos permite y por la parte económica, hubiese tenido que cobrar a 3 000 pesos el semestre para poder así pagarle a los maestros”.

En esta institución de los religiosos lasallistas se impartían cursos para un centenar de personas, que iban desde idiomas (inglés y francés), hasta clases de computación, manejo y gestión de negocios y educación cívica.

Ante la pregunta de una posible valoración y reapertura en otro momento, el encargado insistió con la negativa: “Cerramos todo el centro y no vamos a abrir. Se valoraron posibilidades, pero no, estamos cerrados. Ya yo despedí a los 34 trabajadores”.

En esta decisión ha influido considerablemente el contexto epidemiológico que vive el mundo y Cuba, que desde hace varias jornadas ha sufrido un aumento vertiginoso en el número de contagios.

A la vez, el inicio de la unificación monetaria y cambiaria, con todos los reajustes y alza de los precios de productos y servicios, afectó igualmente a esta institución, pero quizás, fue sólo el impulso que necesitaban para decidirse.

“Íbamos a cerrar de todos modos, teníamos pensado cerrar un centro. Tenemos uno igualito en Santiago de Cuba, estábamos decidiendo si aquí o allá, y  decidimos cerrar aquí, también por muchas cosas motivacionales y demás”, argumentó Rafael.

“Estamos llevándolo bien humanamente hablando, y ha sido feo y bonito el proceso, porque hay muy buena relación de empatía con los  trabajadores. Dentro del dolor estamos contentos porque sabemos que en 26 años hicimos cosas muy bonitas por las personas”, añadió el encargado.

Diez de Octubre, La Habana
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para la barriada pobre de los alrededores de la iglesia, así como para los pobladores del municipio 10 de Octubre en general, se pierde con La Salle una oportunidad de educación próxima a sus hogares y la constancia de un centro educacional confiable como lo ha sido por años.

Alejandro Linares es un joven de 28 años que en dos ocasiones pudo estudiar allí: “Yo quería estudiar ahí inglés, que era muy bueno, pero las colas eran larguísimas, y nunca pude, entonces conseguí para matricular en Photoshop e Informática”.

“Me gustaba, además de por la ubicación geográfica y las vistas maravillosas siempre desde la altura en que se encuentra la iglesia, porque los profesores eran amables. Las clases no eran la octava maravilla del mundo, pero eran útiles. Es una pena”, afirmó.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − seis =

Último minuto