agosto 10, 2022
22.2 C
Havana

¡Comienza la pasión! Cubanos empiezan a recibir facturas de electricidad con las nuevas tarifas

Foto: Jorge Luis Borges

Texto: Viviana Díaz

“¡Agárrate de la brocha, que me llevo la escalera!” así exclamó un internauta al referirse a la nueva tarifa de la electricidad, de las cuestiones más polémicas del llamado ordenamiento monetario en Cuba.

El tema vuelve a dar de qué hablar pues ya algunas viviendas en el país comenzaron a recibir los nuevos importes.

importe de electricidad

En las redes comienzan a aparecer fotos de recibos, consideraciones y hasta estrategias aplicadas para mantener el consumo lo más bajo posible, y así evitar el daño al bolsillo, aunque este siempre llega.

Ely Justiniani compartió en su muro de Facebook la “fórmula” utilizada en su casa, e ideada por su pareja, para garantizar un consumo con el que pagaron 150 pesos.

“Les explico en qué consiste: (…) las luces se encienden a partir de las 7 de la noche, y solo en la habitación donde se encuentre la mayor parte de la gente. (…) Si alguien desea trasladarse a otro espacio de la casa lo debe hacer con la linterna de su celular, que solo puedes cargar una vez en el día. Las elecciones son importantes, no se puede tener todo en esta vida: se pone el split o el calentador de la ducha; se conecta la radio o se ve televisión; se usa la secadora de pelo o le ponemos el oxígeno de los peces, y así sucesivamente…”, explicó.

Igualmente, afirmó que restringió el uso frecuente de la lavadora, se percata de no dejar la puerta del refrigerador abierto durante mucho tiempo, ni dejar las laptops cargándose innecesariamente.

Otros usuarios refieren que, si bien aplicaron medidas similares, sus facturas llegaron con montos mucho mayores.

Lemar Hurtado refirió que su consumo equivale al 60% de lo que gastaba antes, y aun así su tarifa eléctrica no fue baja.

Hay quien sí se muestra conforme con el importe. Javier Córdova refiere vivir en una casa con otras tres personas, con dos televisores que casi siempre están siendo utilizados, una lavadora que se utiliza solo los fines de semana y algún que otro electrodoméstico de uso frecuente. En su vivienda la factura fue de apenas 65 pesos, equivalente a 130 kWh de consumo.

Un dato interesante es lo que sucede con los edificios multifamiliares y la factura de la junta administrativa, que regula el uso de motores de agua y luces de áreas compartidas (servicios comunes). En esos casos, los importes resultan bastante elevados.

Según la comparecencia de la viceministra de Energía y Minas, Tatiana Amarán, en la Mesa Redonda del 21 de enero de 2021, para calcular este tipo de consumo se utiliza una combinación de las tarifas residencial y de baja tensión, con la que se pagan los primeros 250 kWh con los precios de la tarifa residencial, y el resto a partir de la tarifa no subsidiada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto