mayo 17, 2022
22.2 C
Havana

Coppelia vuelve a la “normalidad”

Foto: Roy Leyra / CN360

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

La insigne heladería Coppelia, ubicada en el Vedado habanero, comenzó a prestar servicios al total de su capacidad. Ante la reapertura de los locales, luego de que el gobierno cubano declara la vuelta a la normalidad por la pandemia del COVID-19, la institución se mantenía desde el mes de septiembre al 50 % de su capacidad, y siempre por reservación vía telefónica.

La heladería es reconocida por sus famosas colas, que, aunque suelen ser largas, no siempre demoran mucho, pero podría ser esta una de las razones por la cual como medida sanitaria se empleaba el sistema de citas por reservación.

Semanas antes de que el gobierno habanero anunciara la reapertura total de Coppelia, en el diario Granma se publicó un reportaje de la reconocida por nombre como “La catedral del helado”, en el que se denunciaban irregularidades nuevas, como que dicho sistema de reservación por teléfono era imposible de conseguir, y algunas viejas, como el maltrato del personal trabajador hacia el público que va a consumir.

En ese sentido muchos de los lectores del periódico estatal cubano consideraron una decepción que de tal reportaje extenso lo único que tomara en cuenta la dirección de la heladería fuera el hecho de abrir a plena capacidad.

“Esta es respuesta a una de las denuncias de los periodistas que hicieron el trabajo, y lo otro que se trató en el artículo periodístico qué. El mal servicio. Las medidas de no vender los fallos. Las bolas de helados huecas. La venta de las tinas por la izquierda. La negativa del Administrador a dar atención y respuesta a los periodistas. Y seguro hubo otras más que denotan el mal funcionamiento e irrespeto al pueblo en un establecimiento donde se invirtió tanto dinero para restaurar”, comentaba uno de los lectores a la nota de Granma.

En el reportaje mencionado se enunciaba la dificultad para comunicarse con la entidad, aunque también se alertó sobre la imposibilidad de entrar por los fallos que hubo en la mañana o en la tarde y el hecho de solo disfrutar de dos especialidades, no más durante el tiempo en que Coppelia estuvo a la mitad de su capacidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 4 =

Último minuto