agosto 7, 2022
23.2 C
Havana

¿Cuáles han sido las repercusiones culturales del 11J a un año del suceso?

Foto: Roy Leyra | CN360

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Junto con la realidad de los hechos en la historia, se va conformando el pensamiento sobre los mismos. Es así que los sucesos del 11 de julio en Cuba, a un año de haber ocurrido ya tienen sus propios materiales audiovisuales, musicales y de diseño, que ayudan a perpetuar en el tiempo quizás más que las protestas en sí mismas, las demandas de aquellos ciudadanos que salieron a las calles un domingo “cualquiera” del año 2021.

A principios del 2022 los cantantes y compositores Yotuel Romero y Beatriz Luengo, anunciaron que trabajan en un documental para abordar las repercusiones del hit “Patria y Vida” como el himno de las protestas sucedieron la isla en julio, tema ganador de los Grammy Latinos en 2021. Exile Content Studio está a cargo de la producción.

Foto: AFP

“El documental explorará cómo la canción, cuyo título se contrapone al eslogan «Patria o Muerte» de la revolución cubana en la década de 1950, desató un movimiento que el gobierno cubano trata de suprimir, e investiga cómo la música ha sido un catalizador para el cambio social en la historia moderna”, agregaba el texto difundido por la productora.

Por su parte el cineasta cubano Lilo Vilaplana, con su nueva película, El caballo, quiso que la historia y la presentación de la misma sirviera de homenaje “a lo que pasó el 11J”, explicó el director en cada una de las presentaciones del filme. “El caballo es un canto a la libertad y un homenaje a lo que pasó en Cuba el 11 de julio. Todo lo que pasó el 11 julio se ve reflejado”, expresó Villaplana.

También varias cadenas de televisión coordinaron sus propias series documentales. Tal es el caso de CNN que el 14 de noviembre presentó “Los cubanos: revolución y exilio”, un documental de María Celeste Arrarás en una edición especial de Voto Latino con Juan Carlos López, en la cual traía como entrevistados, exponentes de la cultura cubana como el dramaturgo y líder de la plataforma Archipiélago Yunior García.

El material intentaba ampliar el horizonte y hablar también sobre la comunidad de Cuba en el exilio, exitosa en distintos ámbitos que van desde la política, los negocios y la cultura, y cómo esta manifiesta su deseo de regresar a lo que definen como “una Cuba libre y democrática”.

Otras publicaciones de renombre dentro de la comunidad científica y de posiciones de izquierdas como la revista Nuso ya habían reflexionado sobre el hecho a casi dos semanas de ocurridas las manifestaciones. En la publicación se pueden encontrar varios artículos de ensayistas como Rafael Rojas, Carlos Alzugaray, y Jessica Domínguez Delgado.

Pero uno de los aportes culturales más interesantes que devinieron del 11 de julio en Cuba fue la serie de diseños de banderas que intentaban reconocer la valentía de los manifestantes, pero también mantener vivo lo que los motivó a salir a las calles en más de sesenta puntos identificados de la isla.

Así estuvo la bandera que simbolizaba el cielo y la paz. El conocido rapero B de Los Aldeanos tomó la iniciativa de crear un nuevo símbolo ondeante que tomó como punto de partida el diseño de la del 26 de julio, con el propósito de subvertir su significado al reemplazar los colores rojo y negro de sus dos franjas horizontales por sus contrarios: el azul y el blanco.

Otro diseño de bandera que aún se encuentra visible en perfiles y grupos en las redes, es la diseñada por Miguel Monkc. Los colores negro y verde, junto a una rosa blanca son los elementos de esta solución gráfica que fue inspirada por el dolor de ver proliferar las manifestaciones de violencia entre cubanos.

Muchos fueron los músicos cubanos, que de un modo u otro, abordaron lo sucedido en Cuba un año atrás; donde los día once de cada mes solía proliferar un estreno. Otros artistas, si bien no han reflejado en sus creaciones -de manera explícita- hasta la fecha las inéditas protestas, han empleado las redes sociales y plataformas mediáticas para expresar sus criterios sobre lo acontecido.

Julio es para los cubanos de dentro y fuera un mes en el que la isla conmocionó al mundo entero y se instauró como portada en los medios más importantes del mundo. Y la comunidad artística cubana, motor impulsor de todas las transformaciones nacionales, ha decidido, desde la visión de cada uno de sus miembros, otorgarle inmortalidad a las portestas a través de sus obras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto