septiembre 20, 2021
24.2 C
Havana

Cuba en Tokio 2020: Radiografía de una odisea

Foto: @losjuegosolimpicos/Twitter

Texto: Alejandro Varela

Que Cuba llega a Tokio 2020 con la delegación más pequeña en los últimos 57 años de sus incursiones en Juegos Olímpicos es noticia vieja hoy, cuando las acciones competitivas de la XXXII Olimpíada arrancaron hace par de días y faltan apenas unas horas para la ceremonia oficial de inauguración.

Solo 69 deportistas para muchos representa una cifra que ahoga las esperanzas de terminar entre los primeros 20 lugares por naciones en el medallero, un sitio acostumbrado para las delegaciones cubanas desde Múnich 72 hasta la fecha. La última vez que la cantidad de atletas cubanos quedó por debajo de esa cantidad fue precisamente cuando la capital japonesa acogió su primera lid bajo los cinco aros en 1964.

Pero las autoridades deportivas de la Isla han ratificado una y otra vez que el objetivo es posible, porque existe una élite de atletas que posee condiciones para escalar a lo más alto del podio al menos en cinco oportunidades. Así, el anhelo del top-20 no resulta una quimera, aunque la historia ha demostrado en más de una ocasión que una cosa son los pronósticos y otra lo que sucede en la competencia. Más aún en estos atípicos Juegos marcados por la pandemia de la COVID-19, que ha provocado condiciones difíciles para la preparación.

Justo cuando nos alistamos para el disfrute íntegro de esta esperada fiesta olímpica, viene bien realizar una radiografía de los 15 deportes y 64 pruebas donde intervendrán los atletas de Cuba para comprender mejor si la meta es realmente posible o no. Comenzamos con las disciplinas con más participantes.

Atletismo (18): Dos potenciales metales áureos se pueden augurar de la discóbola Yaimé Pérez y el saltador de longitud Juan Miguel Echevarría, pero también dos potenciales fracasos, porque aunque ambos encabezan los rankings de sus respectivas especialidades, no han dominado los últimos eventos donde se han presentando. Queda entonces apelar a que en la competencia fundamental de sus carreras saquen lo mejor de cada uno para lograr ese oro ansiado, que a la “Rusa” sí se le dio en el Mundial de Doha en 2019, pero al saltamontes camagüeyano se le negó. Posibilidades de medallas también poseen Denia Caballero, plata en la lid planetaria qatarí, y la semifondista Rose Mary Almanza, quien ha roto dos veces su cota personal en los últimos meses y de repetir un tiempo así le aseguraría un lugar en el podio. La triplista Liadagnys Povea también podría dar la sorpresa con una buena presentación, al igual que el relevo 4×400, flamante campeón mundial, aunque este con menos probabilidades.

-Yaimé Pérez (disco)

-Denia Caballero (disco)

-Yarisely Silva (salto con pértiga)

-Rose Mary Almanza (800 metros y relevo 4×400)

-Roxana Gómez (400m y relevo 4×400)

-Zurían Hechevarría (400m c/v y relevo 4×400)

-Lisneidy Veitía (relevo 4×400)

-Sahily Diago (relevo 4×400)

-Liadagmis Povea (salto triple)

-Leyanis Pérez (salto triple)

-Yorgelis Rodríguez (heptalón)

-Davisleydi Velazco (salto triple)

-Juan Miguel Echevarría (salto de longitud)

-Maykel Massó (salto de longitud)

-Lester Lescay (salto de longitud)

-Andy Díaz (salto triple)

-Cristián Nápoles (salto triple)

-Luis Enrique Zayas (salto de altura)

Lucha (12): El estilo greco se erige como una de las modalidades que debe aportar títulos a la causa cubana con la presencia de Mijaín López e Ismael Borrero. El primero no necesita presentación más allá de recordar que va en busca de la cuarta corona olímpica a sus 38 años. En tanto, Borrero, con mucha historia aún por escribir, quiere también convertirse en bicampeón bajo los cinco aros y el dominio de su división en los últimos años le permite soñar seriamente. Cuba entera se encomienda las prestaciones de ambos gladiadores, pero otras opciones recaen en menor medida sobre Gabriel Rosillo, Daniel Gregorich, Alejandro Valdés y Reinieri Salas, necesitados todos de presentarse en su mejor forma.

Estilo grecorromano:

-Mijaín López (130 kilogramos)

-Gabriel Rosillo (97)

-Yosvany Peña (77)

-Ismael Borrero (67)

-Luis Orta (60)

Estilo libre:

– Reinieri Salas (97)

-Daniel Gregorich (87)

-Geandry Garzón (74)

-Alejandro Valdés (65)

Lucha femenina:

-Yudari Sánchez (68 )

-Laura Herin (53)

 -Yusneylis Guzmán (50)

Boxeo (7): El Buque Insignia por enésima vez carga con el mayor cúmulo de aspiraciones de la delegación. Aunque todavía la Mayor de las Antillas no se decanta por desarrollar el boxeo femenino, que tendrá cinco divisiones en Tokio, los púgiles competirán en las siete categorías para los varones, con el ligero Andy Cruz como máximo favorito a colgarse el único metal dorado que le falta a su exquisito palmarés. También aspira a la gloria olímpica el titular de Rio 2016, Julio César La Cruz, aunque ahora asume un reto de mayor complejidad pues ya no combate en los 81 kilogramos sino en los 91, división donde se presentará en su primer examen de máximo nivel. No olvidemos tampoco al también rey hace un lustro en Rio, Arlen López, o a otros consagrados a nivel mundial como Lázaro Álvarez y Roniel Iglesias.

-Yosvani Veitía (52 kilogramos)

-Lázaro Álvarez (57)

-Andy Cruz (63)

-Roniel Iglesias (69)

-Arlen López (81)

-Julio César la Cruz (91)

-Danier Peró (+91).

Judo (6): El histórico Nippon Budokan, casa espiritual de las artes marciales en Japón, pudiera convertirse en sede de alegrías para Cuba en Tokio 2020. Encabezados por la histórica Idalys Ortiz, el judo va en busca de mejorar la medalla de plata y los dos quintos lugares alcanzados hace un lustro en Río 2016. En esta ocasión el organigrama de competencias favoreció a los cubanos, que estarán alejados de los principales contendientes en cada división al menos hasta los cuartos de final. Aunque algunos especialistas le cuelgan su segundo oro a Idalys, el pronóstico real sería una medalla de cualquier color. El resto deberá esforzarse muchísimo para acceder al podio.

-Kaliema Antomarchi (73 kilogramos)

– Maylín del Toro (63)

-Idalys Ortiz (+78)

Magdiel Estrada (73)

-Iván Felipe Silva (90)

-Andy Granda (+100)

Canotaje (5): Aunque nadie se atreve a vaticinar una medalla quizás por aquello de no echarles “mal de ojo”, la realidad es que bien podría llegar una agradable sorpresa para Cuba. El C2 a mil metros de Serguey Torres y Fernando Dayán Jorge se echará al Sea Forest Waterway de Tokio con las principales opciones no solo de escalar al podio, sino de conquistar un cetro histórico para el deporte cubano. El propio Fernando Dayán días más tarde buscará igualmente una presea en el C1 de la misma distancia, donde también estará José Ramón Pelier. Las dos muchachas tienen menos posibilidades de avanzar.

-Serguey Torres (C2 1000 metros)

-Fernando Dayán Jorge C2 1000m. y C1 1000m.)

-José Ramón Pelier (C1 1000m.)

-Yarisleidis Cirilo (C1 200 m. y C2 500m.)

 -Katherine Nuevo (C1 200 m. y C2 500m.)

Tiro (5) En la pistola de tiro rápido a 25 metros reposan nuevamente las principales esperanzas de Cuba en el tiro deportivo. El campeón de Londres 2012, Leuris Pupo, así como el talentoso Jorge Félix Álvarez, tienen como meta mantenerse en la élite y lograr un asiento en el podio pese a su escaso roce internacional en el último año. A ellos se unirán la riflera Eglys Cruz, bronce en Beijing 2008, y los más jóvenes pistoleros Laina Pérez y Jorge Grau. Resultan bien conocidas las dificultades que este deporte atraviesa para mantener la competitividad de sus atletas, por eso además del propósito de una medalla que pocos especialistas pronostican, quedará la satisfacción de ver a Pupo igualar a Guillermo Alfredo Torres con seis Juegos Olímpicos, mientras Cruz alcanzará a la judoca Driulis González entre las damas con cinco citas estivales.

-Leuris Pupo (pistola tiro rápido 25 metros)

-Jorge Félix (pistola tiro rápido 25 metros)

-Eglys Cruz (rifle de aire 10 metros, rifle tres posiciones 50 metros)

-Jorge Grau (pistola de aire 10 metros)

-Laina Pérez (pistola de aire 10 metros, pistola 25 metros)

Levantamiento de pesas (4): El paso de la halterofilia cubana por Tokio será prácticamente anecdótico pues ninguno de sus representantes posee reales posibilidades de colgarse un metal, aunque la meta de los cuatro será al menos terminar en las primeras ocho plazas. Otro deporte con mucha fuerza en el pasado, incluso con dos oros, que hoy ve su nivel bien alejado de la supremacía mundial. Lo único positivo resulta la mayoría de representantes mujeres, quienes apenas debutaron bajo los cinco aros en Rio 2016.

-Marina Rodríguez (64 kilogramos)

-Ludia Montero (49)

 -Eyurkenia Duverger (+87)

-Olfídez Sáez (96 kg)

 Tenis de mesa (2): La clasificación de Daniela Fonseca en el preolímpico de Buenos Aires en abril significó uno de los máximos motivos de celebración del deporte cubano en la primera mitad del 2021. La emotiva matancera debutará el mismo día (24 de julio) de su cumpleaños 19 y luego se unirá Jorge Moisés Campos en el doble mixto, una de las seis las modalidades de este tipo que se estrenan en Juegos Olímpicos. En una disciplina dominada históricamente por jugadores asiáticos, el propósito de los dos antillanos será conseguir la primera victoria del tenis de mesa cubano en citas estivales.

-Daniela Fonseca (individual y doble mixto)

-Jorge Moisés Campos (doble mixto)

-Voleibol de playa (2) El único deporte colectivo que representará a Cuba en Tokio 2020 y llega sazonado por la polémica decisión de conformar una nueva dupla a partir de las dos que lograron el boleto en México a finales de junio. Un movimiento que, a priori, atenta contra la química de equipo, pero que los técnicos justificaron con el estado de forma y calidad de las dos escogidas. En definitiva, obtener una medalla resultará bien difícil desde cualquier ángulo que se mire.

-Leila Martínez

-Lidiannis Hechevarrría

-Natación (2): Con los boletos concedidos por la Federación Internacional de Natación (FINA) a Elisbet Gámez y Luis Vega a principios de julio, Cuba cerró en 69 su delegación a Tokio. Sin embargo, el hecho de acudir a la cita estival ya es premio suficiente para la ondina baracoense, que estará en sus segundos Juegos Olímpicos, y el tritón habanero, debutante bajo los cinco aros.

-Elisbet Gámez (200 y 400 metros, estilo libre)

-Luis Vega (200m mariposa y 400m combinados)

Pentalón moderno (2) Los dos representantes cubanos obtuvieron su clasificación en los Panamericanos de Lima 2019, pero ahora en Tokio no podrán participar en su mejor prueba, el relevo mixto, dado que no está en el programa. Con discretas posibilidades, el objetivo de ambos será mejorar el decimoquinto puesto de Yaniel Velázquez en Beijing 2008, el mejor resultado de un pentatleta cubano en Juegos Olímpicos.

-Leydi Laura Moya (prueba femenina)

-Lester Ders (prueba masculina)

Taekwondo (1) Todavía resuena con tristeza la eliminación de Rafael Alba en Rio 2016 antes de poder acceder a la discusión de medallas. Con el objetivo de revertir ese fracaso, el santiaguero aterriza en Tokio como una de los principales chances de preseas para Cuba y para ello lo avala su condición de actual campeón mundial de 2019, sumado a su primer título del orbe en 2013. Este deporte, que hará su presentación el 27 de julio, podría romper el hielo en el medallero para Cuba.

Rafael Alba (80 Kilogramos)

 Gimnasia artística (1): La única exponente cubana será Marcia Videux, la mejor gimnasta cubana del los últimos tiempos. Pero la granmense solo competirá en el caballo de salto por decisión de su entrenador y llega con el objetivo de avanzar a la final del aparato, aunque no debe ser nada fácil. Tokio 2020 quedarán registrados como sus segundos Juegos Olímpicos.

Marcia Videaux (caballo de salto)

Ciclismo (1) : La mejor ciclista cubana de ruta de todos los tiempos aparece como la única representante de un deporte acostumbrado a aportar más competidoras en los velódromos olímpicos. Su meta es sencilla: mejorar el lugar 28 que obtuvo en Rio 2016, y la actual posición 25 en el ranking del Tour Mundial (f) de la UCI le avalan su objetivo.

-Arlenis Sierra (ruta)

Remo (1) Más que por sus posibilidades y resultados, el remo será recordado en Tokio 2020 por ser el encargado de abrir las competencias para Cuba a través de su única representante, al espirituana Milena Venegas, que justo en la noche de este jueves participará en las preliminares del single (1x) femenino, categoría abierta. Lamentable que una disciplina que hace cinco años en Río de Janeiro aportó siete deportistas, hoy asista nuevamente a una justa olímpica con una sola atleta.

-Milena Venegas (single femenino, abierto).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez + 18 =

Último minuto