julio 3, 2022
23.1 C
Havana

El arte de legitimar medios que “no existen”

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Con todo el revuelo de los últimos tiempos en Cuba, el creciente poder de las redes sociales, las “afrentas” a miembros del gobierno y la postura adoptada por artistas y periodistas independientes, el Estado cubano ha tenido material suficiente para crear una puesta en escena, que ha resultado más que contradictoria en su discurso de antaño.

De muchos, pero muchos, aspectos se podría hablar, sin embargo, es el trinomio medios estatales- medios independientes- gobierno cubano, y la relación amor odio que ha surgido entre ellos, lo que nos convida esta vez a no dejar la página en blanco.

Es la constante -y muy de moda- mención, crítica, desmoralización y desprestigio de los medios independientes tanto en espacios televisivos como en el resto de los medios estatales, el principal factor contradictorio que se encuentra en el discurso del Estado cubano.

No aparecen en leyes ni en la Constitución, siempre se ha negado y obviado la existencia de los medios independientes (también conocidos como alternativos, no oficiales), que son los únicos dispuestos a brindar una mirada a la realidad del cubano distinta a la ofrecida por el PCC, y los medios suscritos a él, es decir, todos.

Sin embargo, después de tanto tiempo viviendo al margen, en la nebulosa del ser o no ser y una existencia negada, minimizada a cero; son ahora el centro de atención y debate de los que quienes siempre los vetaron, ¿será esto un modo de reconocerlos y/o legitimarlos?

La Real Academia de la Lengua Española, a la que tanto hacen uso en el espacio del Noticiero Estelar protagonizado por el abogado devenido en periodista Humberto López, dice que legitimar significa: “Probar o justificar la verdad de algo o calidad de alguien o algo conforme a las leyes”, mientras que reconocer es “admitir como cierto o legítimo”.

En pocas palabras, el Estado ha acabado probando y reconociendo la vida de un sistema de medios independientes, fuera de su jurisdicción y control, y lo más sorprendente, es que, en su afán de aplastarlo, ha terminado promoviéndolo. Usar el Noticiero de la Televisión Cubana y darle un espacio privilegiado en este programa que tiene tanta audiencia a nivel nacional, sólo ha logrado ser publicidad gratis, y ahora, personas que quizás sólo sabían de uno o dos de esos medios, o de ninguno de ellos, conocen que realmente existen, y la curiosidad es – cuando menos- un arma muy fuerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + 12 =

Último minuto