noviembre 26, 2021
23.2 C
Havana

Cuba: nuevamente suenan las alarmas de pandemia

Texto: Héctor García

Durante meses múltiples organismos internacionales, entre ellos la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) elogiaron la gestión de Cuba en el enfrentamiento a la pandemia de Covid-19. La Isla logró mantener en números mínimos los contagios diarios con una medida simple pero efectiva: el distanciamiento social obligatorio.

La cuarentena impuesta en el país rindió frutos inmediatamente: mientras en Bélgica, Portugal o Grecia (todos países europeos de unos 12 millones de habitantes y entre las primeras 50 economías del mundo) las cifras ascendían a decenas de miles de casos, en Cuba, con aproximadamente la misma población y un PIB muchísimo menor, los índices de infección y decesos se mantuvieron entre los más bajos del mundo.

Pero el tiempo pasó y la misma cuarentena que salvó la salud de miles afectó duramente la economía cubana ya en crisis, así que se sucedió una apertura escalonada hacia una “nueva normalidad”, que incluye el uso obligatorio de nasobuco, protocolos de higiene, límites en los servicios de lugares públicos, entre otros.

Sin embargo, la alarma vuelve a sonar en la Isla. Esta semana se han reportado las dos cifras más altas de contagios en todos los meses de pandemia en el país. El 3 de noviembre el número ascendió a 109 casos, y el sábado 5 se contabilizaron 104, muchísimo más que antes de la primera cuarentena impuesta.

De los diagnosticados el sábado, 102 son cubanos y dos extranjeros. Pero 42 tienen fuente de infección en el extranjero, lo cual confirma la preocupación de muchos sobre el riesgo que supuso la apertura de las fronteras, porque la propia condición geográfica de Isla le ofrece a Cuba una protección natural extra contra la pandemia, pero los aeropuertos abiertos la anulan, y, por ejemplo, el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana reanudó actividades el 15 de noviembre último.

En los aeropuertos existen tres líneas de vigilancia epidemiológica: -análisis de documentos y certificación de la aeronave por un médico o especialista en higiene y epidemiología; -toma de muestra para PCR; – se toma nuevamente la temperatura al viajero antes de salir de la instalación. Igualmente, los viajeros internacionales deben permanecer en aislamiento domiciliario por diez días y al quinto, se les toma una segunda muestra de PCR. Pero los números están ahí, todas las medidas no parecen ser suficientes.

El transporte es también un foco de preocupación. La cantidad de guaguas y taxis en Cuba no ha aumentado, y sí el número de personas en las calles accediendo a ellos para desplazarse. Por tanto, el distanciamiento social en guaguas y medios de transporte privados no existe.

De las colas hay poco que decir, pero mucho que desear. Abundan, y pese a los esfuerzos de los oficiales del orden público, es difícil mantener el distanciamiento y demás medidas contra la Covid-19 en medio de los tumultos necesarios para abastecerse de alimentos y productos de primera necesidad.

¿Lo anterior significa que se acerca una nueva cuarentena?

Pese al alza reciente en la cantidad de infectados con la Covid-19, las autoridades cubanas no han dado ningún indicio de tal medida, y a los ojos de los expertos es muy difícil hacer algo así actualmente. El costo económico de un tercer cierre parcial o total del país sería demasiado grande, por tanto, la estrategia más viable es mantener los índices de contagio en un rango “manejable” para el Estado y las instituciones de salud.

Los rubros más dinámicos de la economía cubana, como el turismo –en el cual se han invertido millones de dólares en los últimos años-, dependen de que el país reciba visitantes; otros sectores dinámicos como el privado –con más de 605 mil trabajadores registrados en 2019- también dependen de un país abierto y consumiendo sus servicios.

¿Dispone Cuba de los medios para hacer la situación sostenible? Pese a las carencias conocidas en el sistema de salud pública, de acuerdo con datos oficiales, desde 2019 Cuba posee unos 9 médicos por cada mil habitantes, mucho más que otros países de la región. Por otra parte, Cuba fue el primer país latinoamericano y caribeño con un candidato vacunal contra la Covid-19, y actualmente suman cuatro medicamentos en diversas fases de estudio.

Las cifras de contagios parecen no asustar tanto al cubano pues en la televisión nacional no se dedica ya un espacio diario a informar sobre el tema –a diferencia de los primeros meses de la pandemia-, pero esa confianza característica, convertida en descuido puede costar mucho y ser difícil de revertir. Las alarmas han sonado, en manos de las autoridades y de la población de la Isla está darles la importancia que merecen, o no.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 2 =

Último minuto