noviembre 27, 2022
23.2 C
Havana

Cuba tiene posibilidades reales de crecer un cuatro por ciento, según el gobierno

Foto: Roy Leyra | CN360

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

El viceprimer ministro cubano Alejandro Gil afirmó que Cuba tiene posibilidades reales de alcanzar un crecimiento del cuatro por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) este año, publicó este miércoles el Parlamento cubano.

Según el también titular de Economía y Planificación del país, sí se puede crecer, pese a que la nación está lejos de los niveles de actividad de 2018 y se recupera de una caída del 13% en su economía a causa, principalmente, de la pandemia de la Covid-19.

En los tres meses transcurridos del presente año se aprecia una recuperación gradual en las exportaciones de bienes y servicios y en la producción de determinados renglones agrícolas, informó en reunión con los presidentes de las Asambleas Municipales del Poder Popular celebrada ayer martes.

Gil Fernández dijo frente al presidente Miguel Díaz-Canel y el presidente del Parlamento, Esteban Lazo, que para lograr el crecimiento es necesario implementar eficientemente las 158 medidas aprobadas para la Estrategia Económica y Social para el 2022, que incluyen enfrentar la inflación y dotar de mayor autonomía a los municipios.

La recuperación del papel del peso cubano como centro del sistema financiero y lograr la racionalidad de los precios de los productos y servicios son otros dos aspectos esenciales que contempla dicho plan, de acuerdo con el informe publicado por el Ministerio de Economía y Planificación al que tuvo acceso Cuba Noticias 360.

El ministro detalló que es necesario estudiar las empresas con pérdidas para adoptar decisiones ajustadas a su situación e incrementar el control fiscal.

Además, mencionó acciones previstas como aumentar la producción de crudo y gas, potenciar la presencia de productos nacionales en las tiendas y avanzar en el acceso a empleos de calidad, fundamentalmente en actividades directas a la producción y prestación de servicios.

El transporte, la industria, la agricultura, el comercio interior, la inversión extranjera, el turismo y la salud pública también figuran entre los sectores sobre los cuales se trabaja para alcanzar las metas del 2022, señaló.

¿Cuán cerca ha estado Cuba de lograr los crecimientos previstos en los últimos años?

Los anuarios estadísticos de calendarios pasados refieren que el crecimiento real del PIB cubano ha estado distante de las aproximaciones iniciales del gobierno. El crecimiento promedio entre el 2015 y el 2020 apenas alcanzó el 0,2 por ciento.

En 2021, Cuba esperaba crecer un seis por ciento y así iniciar la recuperación económica post pandemia. Sin embargo, en diciembre de ese año se reconoció que la isla tuvo un modesto crecimiento del dos por ciento, muy por debajo de lo previsto en julio.

Gil dijo en ese momento que las deficiencias en más de 500 empresas estatales que laboran con pérdidas y la inflación en el país estuvieron entre las dificultades que impidieron llegar al número anticipado.

En 2020 y 2019 los números del PIB cubano estuvieron en negativo.

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) estimó que en 2020, el PIB de Cuba se contraería un ocho por ciento ante el recrudecimiento del embargo económico de Washington a La Habana, la imposición de medidas de confinamiento y restricción de la movilidad y el desplome del comercio exterior de bienes. Finalmente la caída fue de más del 10 por ciento.

En 2019 la recesión fue menos drástica, del 0.16 por ciento, aunque el Gobierno cubano previó un alza de 1,5 unidades porcentuales.

Entretanto, la CEPAL discrepa en la proyección de crecimiento para el PIB cubano en 2022. El organismo regional considera que el país caribeño crecería hasta en un 3,5 por ciento, por debajo de los números presentados por el gobierno de Cuba, que si bien conoce como nadie su entorno y sus retos, podría ser considerado demasiado esperanzador, toda vez que no se han cumplido los más recientes pronósticos que ha elaborado.

En 2022 el PIB crece, pero ¿mejora la economía individual?

De acuerdo con los economistas, el crecimiento económico de un país impulsa materialmente el desarrollo humano en la medida que amplía el estado de condiciones de producción y factores productivos. Pero el desarrollo humano exige además  libertad política, desarrollo económico, equidad social, participación comunitaria, sostenibilidad ambiental y seguridad humana, agregan.

El término de desarrollo humano sostenible data de la década de los 90 y observa la idea de que solo el crecimiento económico no resuelve los problemas sociales, pues el bienestar humano depende en la equidad de la distribución de los recursos disponibles y la creación de oportunidades para todos.

Las eternas colas, los elevados precios, la falta de transporte y la escasez de alimentos, medicinas y artículos de primera necesidad son muestra de que la economía individual cubana y la calidad de vida en el país se han deteriorado en los últimos años.

Las medidas del llamado reordenamiento económico, incluyendo las tiendas en MLC, han generado una sensible exclusión social. A esto se suma que según los reportes de emigración, Cuba enfrenta una crisis migratoria comparada con la de los 90 y las proyecciones señalan que más de 40 mil personas seguirán yéndose de la Isla cada año.

Además, la nación cerró el 2020 con más de la quinta parte de su población por encima de los 60 años y se estima que para 2025 la cifra alcance el 25 por ciento, lo cual convierte a la isla en uno de los países más envejecidos de América Latina.

En conclusión, los retos de Cuba son grandes si se pretende realmente mejorar la situación económica actual, más allá de los números “fríos” que brindan las estadísticas como el PIB que todavía no se reflejan en el índice de desarrollo humano de la isla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here