febrero 1, 2023
20.2 C
Havana

La fiebre del oro llegó a los sellos de timbre en Cuba

Foto: Nachely Rivero

Texto: Hugo León

“Tengo sellos de 5 pesos en 600 pesos”, reza por estos días una publicación en grupos de compra-venta en redes sociales y, si alguien no tiene claro cuán real puede ser el anuncio, revise las páginas de Revolico donde abundan los mensajes de personas comprando sellos “al precio que sea”.

La escasez de sellos en el país, unido a la alta demanda de estos para diversos trámites, ha desatado la inflación de los precios de los mismos, y dado lugar a que muchos revendedores -que se consideran emprendedores- aprovechen la necesidad de otros para ganar miles de pesos.

En noviembre de 2022 el Grupo Empresarial Correos de Cuba estableció en sus unidades de venta un límite en la cantidad de sellos de timbre que pueden comprar los clientes con el fin de evitar el acaparamiento en momentos de un déficit de sellos de timbre para trámites.

Lo máximo que se podía comprar eran hasta cinco unidades para las denominaciones de cinco pesos, y de tres unidades para los sellos de 10, 20, 40, 50, 125, 500 y mil pesos cubanos. Hasta el momento no se ha retirado esta normativa.

Correos de Cuba culpó por la situación al aumento de la realización de trámites por los ciudadanos y entidades estatales del país, pero aseguró que se pondrían a circular las reservas de sellos existentes en los diferentes territorios y que en diciembre se comenzaría a imprimir siete millones de sellos de timbre para estabilizar la venta en todas las unidades de correos.

Después de esto la entidad no comunicó más nada al respecto y, teniendo en cuenta el aumento de los precios y lo difícil que es encontrar sellos en las oficinas de correos, se puede concluir que la situación todavía no se ha estabilizado.

Cuba Noticias 360 contactó a varios vendedores de sellos en el mercado negro que lamentaron no tener disponibilidad. Según ellos, es cuestión de horas venderlos todos, sin importar la denominación o el precio.

Los sellos de mil pesos son los más difíciles de vender porque cuestan hasta 10 mil, explicó una revendedora capitalina, quien agregó que aún así, prefiere esperar un poco para venderlos a la gente desesperada detrás de trámites de pasaportes.

Lo cierto es que en Revolico, el sitio por excelencia de los clasificados en Cuba, así como en grupos de compra-venta en redes sociales, son más comunes las publicaciones de “se compran sellos” que las que los ofrecen, y esto juega en favor de los vendedores, que pueden llamar y ver quién paga más.

Hay personas más solidarias, que comparten la ubicación donde encuentran los sellos, pero esto no quita que esa información útil también sea empleada por los revendedores para adelantarse y comprar más, si bien debería ser difícil porque la cantidad de sellos a comprar está limitada. No obstante, eso rara vez es un impedimento para los negocios en Cuba.

Muchos usuarios en redes sociales consideran que la razón de esta escasez está en el anuncio de España de la reapertura de la ciudadanía para nietos, y, más recientemente, por los cientos de personas que pueden estar preparando sus trámites para acogerse a la oportunidad del parole, en caso de aprobarse la solicitud de patrocinio desde Estados Unidos.

Otros señalan entre las posibles causas la tramitación de documentos para los pagos tributarios del año pasado por los nuevos actores del sector privado, que según datos oficiales suman varios miles.

Entretanto, las autoridades cubanas autorizaron que las personas naturales o jurídicas realicen el pago en efectivo o de forma electrónica del valor del impuesto sobre documentos públicos en los servicios registrales y notariales si no pueden entregar los sellos correspondientes.

De esta forma se pretende aliviar la necesidad de utilizar los sellos para todo tipo de trámites y a la vez se evita que estos últimos demoren.

De acuerdo con la Resolución 685/2022, publicada en la Gaceta Oficial Extraordinaria no. 86, para la acreditación del pago virtual, los registradores, notarios y funcionarios públicos accederán con el número del documento de identidad del usuario al Portal de la Plataforma Transfermóvil, donde cancelarán el valor correspondiente y consignarán en el documento autorizado el código de pago de la Agencia Bancaria donde se efectuó la operación.

No obstante, personas contactadas por este medio explicaron que no todos los tipos de trámites pueden beneficiarse de dicha medida, por lo que buscar los sellos sigue siendo imperativo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here