enero 27, 2022
27.2 C
Havana

Cubanos rechazan programa de abogado Humberto López en sorpresiva encuesta del ICRT

Texto: Redacción Cuba Noticias

El Centro de Investigaciones Sociales del ICRT publicó ayer una encuesta en la que preguntó a los usuarios de Facebook su opinión sobre el trabajo de Humberto López en la televisión cubana.  Pedía que valoraran del 1 al 10 la labor del abogado en la parrilla televisiva. Realmente no había que tener demasiadas luces para avizorar el resultado. Desde el primer minuto  en que colgaron la publicación los comentarios críticos cayeron como un alud contra el espacio conducido por López en el noticiero estelar y confirmaron lo que ya se sabía: este conductor carece de la empatía con el público que debe caracterizar a un periodista en un espacio supuestamente de corte formal, informativo, como parecía estar concebido inicialmente este proyecto televisivo.

Al menos esa es la impresión que se desprende los cientos de comentarios que crecen casi a la misma velocidad de los “dislikes” de la canción de Raúl Torres en respuesta al tema Patria y Vida.  Los mensajes van de la burla, las reflexiones serias, la sátira  hasta el choteo,  ese argumento lúdico tan bien explicado  por  nuestro Jorge Mañach que lo nombraba el “sambeque de lo nuestro” y que hoy todavía muchos funcionarios del gobierno no logran comprender en sus dimensiones más amplias.

Una muestra de este choteo intrínseco a la identidad insular es el comentario del artista visual Julio Llopiz Casal. “Extraordinario. Lo que creo debe cambiar el pelado, ponerse una camiseta y un piercing”. Su publicación ha alcanzado en menos de 12 horas 279 reacciones y cientos de ellas de personas que parecen desternillarse de la risa.

El académico José Raúl Gallego, residente en México, le puso seriedad al asunto de marras. Habló de ética periodística, de difamación y odio. “Si 1 es el mínimo, pues 1. Es una sección pésima, que viola todos los estándares éticos del periodismo. Que miente, manipula, difama, que moviliza al odio entre cubanos, que incluso, para los estándares del periodismo oficial, que no son muy buenos, es una vergüenza, como saben la mayoría de los profesionales del gremio. Incluso comete delitos como hacer públicas conversaciones personales. Ha llegado al punto de presentar los rostros de menores de edad vestidos de presos. O sea, cosas graves que en cualquier país democrático lo llevarían ante un tribunal aunque él solo sea una marioneta de poderes superiores, pero tiene responsabilidad. En ese mismo nivel pueden poner el trabajo de Lázaro Manuel Alonso, que al final ambos son lo mismo, los voceros de turno que la Seguridad del Estado ha designado para hacer este trabajo”.

Yelanys Hernández Fuste, otra periodista cubana que vive en México y ejerció su oficio durante años en el diario Juventud Rebelde tampoco ocultó su molestia por la sección de abogado y locutor,  devenido  periodista. “Yo ni la evaluaría. Una sección que fomenta el odio entre los cubanos, que acusa a ciudadanos públicamente no debiera ni existir. Construyamos una nación de respeto a todos, con todos y para el bien de todos”, dice Fuste acudiendo a una  frase histórica de José Martí, que lamentablemente ha sido despojada de la profundidad de su análisis por los intereses políticos de ambas orillas.

El investigador Frank García Hernández, conocido militante comunista y uno de los  fundadores del sitio de reflexión y debate Comunistas Cuba, calificó desde los atributos de la ironía las prácticas de López como la mejor forma de visibilizar la derecha y la oposición en Cuba.

1- ¿Esto es un perfil falso o es real? 2- Este es el mejor programa televisivo para hacer propaganda política a la derecha y a la oposición en general. Gracias al NTV millones de personas se enteran de las noticias que se bloquean en Cuba. Por ejemplo, gracias a Humberto ya todo el mundo sabe quién es Daniel Ferrer, Tania Bruguera etc. También gracias a Humberto, Cibercuba ha recibido propaganda gratuita a nivel nacional. En resumen: Humberto es el mejor propagandista de la OPO cubana”, dijo el también historiador.

Es imposible acercarse a la mayoría de los comentarios sobre la encuentra del CIS  porque crecen a la velocidad de un tren rápido. Otros usuarios ponen memes con la frase de que pasaron a divertirse con los mensajes y las burlas hacia López.  Dejan sus palabras  mientras ponen una imagen de Michael Jackson empujándose un cartucho de rositas de maíz mientras ve una película. Hay, ya se sabe, de todo en la viña del señor de las redes sociales en Cuba.

En este caso hay que mirar con luz larga y no quedarse en la superficie de esta encuesta, que no fue publicada víctima del entusiasmo de algún investigador o asesor de guardia. Aunque como van las cosas en el folclor político cubano en las redes sociales todo es posible.

Pero démosle una oportunidad al sentido común y pensemos que fue puesta con toda la seriedad del mundo. Dicho esto, nos remitimos formalmente a dos preguntas ¿Cuál es el objetivo de esta encuesta si cualquiera con dos luces de frente podría adivinar el resultado? ¿Será un acto de coherencia o valentía del ICRT o busca servir como excusa a algún plan que se cocina en lo alto de la respetada institución?

Algunos ya tienen sus propias respuestas y aseguran que es una nada despreciable señal  del interés  de remover la sección de López por su falta de empatía y porque al parecer el objetivo para el que fue creada se está convirtiendo en un boomerang no solo para el entusiasta abogado, sino para la propia entidad pública que tiene la orden de respaldarlo.

Explicado lo anterior los invitamos a  un breve repaso  histórico para ganar en comprensión.  Humberto López comenzó la sección para contrarrestar o denunciar, según ha dicho, los actos “provocadores” o “mercenarios” ocurridos en Cuba durante los últimos meses. Comenzó con la huelga de hambre del llamado Movimiento San Isidro y siguió con otros hechos que han molestado al gobierno como los sucesos del 27 de noviembre cuando se reunieron frente al Ministerio de Cultura un amplio y heterogéneo grupo de artistas pidiendo diversas reivindicaciones para realizar un arte más libre de acuerdo al significado que le otorgaban cada uno al sentido de la libertad. 

En su sección ha relacionado sin pruebas contundentes a periodistas, artistas, artivistas o jóvenes intelectuales con organizaciones de Estados Unidos que buscan un cambio de régimen en la isla.  Sus exposiciones  han sido criticadas por la carencia de argumentos sólidos (solo ha usado alguna que otra imagen o video publicado por los mismos protagonistas de sus reportajes en sus redes sociales, para calzar sus palabras).

Desde varios sectores intelectuales cubanos le señalan la falta del sustento mínimo que debe caracterizar una investigación periodística para argumentar sus mensajes, los cuales, por otra parte, no han tenido derecho a réplica por las mismas personas que ha acusado de mercenarios, un derecho básico para cualquiera implicado  en estos peligrosos mensajes que pueden atizar el odio entre sectores de la población  que solo consumen las noticias de los espacios oficiales.

Es cierto que Cuba no es las redes sociales. Pero es cierto también que el debate que surge en estos espacios digitales están incidiendo con fuerza en el discurso de los medios y cambiando en alguna medida los procedimientos gubernamentales. Por eso algunos se arriesgan a asegurar que los días del abogado en este espacio están contados. No creemos que su cambio de puesto suceda de la noche a la mañana, pero lo único cierto es que López y los que le suministran a pedazos la información no deben estar muy contentos con el resultado de esta encuesta, que contra todos los pronósticos sigue en línea, o nunca mejor dicho, en la más temida línea de fuego. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + once =

Último minuto