noviembre 29, 2022
29.2 C
Havana

Decoración y reciclaje «a lo cubano»

Fotos: Jorge Luis Borges y Manuel Larrañaga

Texto: Karla Castillo

En el mundo, para hacer frente a la filosofía consumista de usar y botar las cosas, se impone cada vez más fuerte, la de reciclar y las creaciones a lo DIY (Do it yourself o, Hazlo tú mismo, en español) y en el diseño de interiores, esto que comenzó como una moda, llegó para quedarse.

¿Cómo hacen los cubanos?

En Cuba el concepto de reciclaje es muy amplio y distinto a como se concibe en otros países, se diría que la isla es un paraíso de lo ecológico, pero más que por moda, es por necesidad: todo falta y a todo se le da segunda, tercera, o séptima oportunidad -basta con el ejemplo de las javitas de nylon.

Reciclar, restaurar y reutilizar son ideas siempre bienvenidas, y si hablamos de decoración, además de dar una nueva utilidad a los objetos, por sencillos que sean, en lugar de botarlos, se consiguen diseños únicos, exclusivos y decoraciones muy personales.

Desde el hogar, hasta negocios particulares, los isleños han innovado con objetos que sorprenden por su uso decorativo, pero hay varias tendencias que destacan entre ellas como las más utilizadas.

Inventar con los pallets es prácticamente lo más trending: mesas; muebles como sofás y repisas; bandejas; lámparas; jardineras; closets; todo hasta donde llegue el ingenio del que esté creando, porque con esos listones de madera pueden surgir un sinfín de diseños.

Más allá de materiales como tal, los objetos son igualmente piezas estrellas en cuanto a su reutilización para lograr mezclas de estilos y decoraciones vintage, en el todo se vale, hasta las máquinas antiguas de coser sirven.

Radios, cámaras fotográficas de cuando la Unión Soviética, lámparas antiguas, refrigeradores rusos, televisores Caribe, teléfonos viejos, los famosos pomos de cristal usados para los litros de leche, los discos de pasta… la lista es tan larga como antigüedades existan al alcance.

Esas tendencias de reutilizar los objetos con un fin que no es para el que fueron creados, se ajustan muy bien a los estilos vintage y retro, pero sin dejarse engañar, el cubano lo hace más que por moda, obligado por la vida cotidiana.

Lo que sí es muy cierto es que esos tipos de diseños requieren imaginación, ingenio, creatividad y originalidad, pero, ¿acaso los cubanos no son expertos en eso?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here