junio 29, 2022
32 C
Havana

Desmiente canciller cubano acusaciones de diplomáticos estadounidenses

Foto: Roy Leyra

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

“No es verdad que las prohibiciones contra viajes y remesas entre Cuba y EEUU sean fruto de síntomas de salud reportados por diplomáticos estadounidenses, como altos funcionarios de ese país vienen alegando”, escribió el canciller cubano Bruno Rodríguez en Twitter.

Así desmiente que las prohibiciones contra viajes y remesas desde Estados Unidos hacia la Isa sean fruto de los síntomas de salud reportados por funcionarios norteamericanos.

Desde esta plataforma el Ministro de Relacciones Exteriores rechazó las declaraciones al respecto de altos funcionarios de esa nación y dijo que tales restricciones responden a “una situación deliberada promovida por los políticos anticubanos”.

Por su parte, el director general para Estados Unidos de la cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío, destacó al senador norteño Robert Menéndez, y aseguró que el cierre de los servicios consulares en La Habana fue el primer paso del Gobierno de Donald Trump contra el acercamiento bilateral.

Recordemos que en febrero de 2017, el Departamento de Estado y la embajada de Estados Unidos en la Isla informaron al Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) sobre la ocurrencia de presuntos ataques acústicos entre noviembre de 2016 y ese año, algo que se usó como pretexto empleado para la reducción del personal diplomático de Washington en esta capital.

Fernández de Cossío, mediante un tuit, explicó que la Casa Blanca “se negó a cooperar y a actuar con transparencia en la búsqueda de respuestas” ante el suceso.

En este sentido, la subdirectora general para Estados Unidos del Minrex, Johana Tablada, aseguró en la plataforma que Menéndez es ‘responsable, como pocos, de políticas dañinas contra Cuba’.

Menéndez, de esta manera, exigió al presidente Joe Biden que condicione una eventual negociación con Cuba a “mejoras en la situación de los derechos humanos y las libertades políticas”, de las principales líneas dentro del Partido Demócrata con el acercamiento entre las dos naciones promovido por la administración de Barack Obama.

Aún la Casa Blanca ‘no ha aclarado oficialmente si reconoce el derecho de Cuba a la soberanía y la autodeterminación, si su pretensión es determinar desde Washington el destino de los cubanos, si se cree con derecho a interferir en los procesos políticos de un país que no es el suyo’, apuntó el director general para Estados Unidos de la cancillería cubana.

Un informe del Departamento de Estado norteamericano consideró improcedentes las disposiciones del Gobierno de Trump frente al llamado Síndrome de La Habana, y calificó a los sucesos como un misterio, pues, meses después de ocurridos (en 2016 y 2017), no se sabía qué pasó, por qué, o quién lo hizo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 12 =

Último minuto