agosto 10, 2022
23.2 C
Havana

Días de luz en tiempos de oscuridad: ¿qué pasó con las entradas para el concierto de Pablo Milanés en La Habana?

Foto: Ernesto Matrascusa

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

En días pasados se anunció el concierto de Pablo Milanés en el Teatro Nacional de Cuba como parte de su gira Días de Luz, un momento único que muchos cubanos esperan con ansias luego de varios años sin ver al cantautor en la isla.

El próximo 21 de junio, la Sala Avellaneda será el espacio donde Pablo rememore esos temas míticos de la trova cubana que han trascendido las fronteras nacionales a espacios inconmensurables.

Según lo planificado, las entradas estuvieron a la venta ayer miércoles 15 en la taquilla del teatro, pero, ¿qué pasó con dichos tickets y con las personas que allí estaban desde la madrugada a la espera para comprarlas?

La taquilla abrió poco después de la 1:00 p.m. y en muy corto tiempo se agotaron las entradas. Ese pareciera ser el resumen, pero hay mucho más.

En las redes sociales comenzaron a circular comentarios, publicaciones de personas que allí se encontraban, un video de la directora del teatro y peticiones de los usuarios para que Pablo Milanés realizara el concierto en un espacio abierto, donde todos pudieran asistir.

Roxana Romero Rodríguez, periodista del estatal Canal Caribe, publicó en su perfil en Facebook que llegó al teatro antes de las 8:00 a.m. 

“Me recibieron rostros trasnochados, gente que llegó de madrugada con las ansias de ver, en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional, en concierto único, a Pablo Milanés. Pablo no necesita presentación. Él es su música”, aseguró.

Para las 10:00 a.m. cuenta que eran cerca de 500 personas reunidas en espera de la apertura de la taquilla, cosa que ocurrió pasada la 1:00 p.m.

A las 2:47 p.m. según Romero esto fue lo que sucedió: 

“-Una muchacha protesta porque se cuelan. La Policía intenta detenerla a ella. Se ´calienta´ la situación.

-Calor. Sol. Desesperación. Gente por todas partes. Unos pocos turnos. Una voz: se acabaron las entradas. 

Matemática básica: Si la sala tiene 2056 butacas, y se han vendido menos de 50 turnos, a 4 por persona… 

-Protestas. No nos vamos. La cola sigue. Una voz líder pide explicación. Sale Nereida López Labrada, directora del Teatro Nacional”. 

Varios perfiles en redes publican el video donde se ve a la directora de la institución cubana explicando a los presentes la situación de la venta de entradas.

La directiva primero comenta: “nos están filmando…aquí no tenemos miedo, vamos a decirlo con transparencia. Somos los únicos que estamos trabajando con la programación de toda la capital. Nunca se nos había dado un caso como este, yo llevo poco tiempo aquí, pero en el tiempo que llevo no lo hemos logrado llenar ni con danza ni con ballet. Sabíamos que este concierto de Pablo iba a traer esta situación”.

López asegura que se sacó una cantidad de entradas para la venta al público y “la otra cantidad se le dio a organismos”.

El reclamo de muchos fue: ¿cuáles son los organismos? Lo primero que hay que saber es cuántas se han vendido.

La sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba tiene una capacidad para 2056 personas y, según los comentarios de algunos de los asistentes a la venta fue que poco más de 60 personas pudieron adquirirlas. Solo se podían comprar cuatro entradas por persona.

Según los cálculos de muchos usuarios en redes, solo se vendieron aproximadamente 300 tickets. Entonces, más de 1700 entradas están en manos de los “organismos” que mencionó la directora del teatro, quien no ejemplificó cuáles eran.

El periodista cubano residente en México, José Raúl Gallego, publicó en su perfil que “como saben el costo de impedirle cantar a Pablo Milanés, eligen sabotearle el concierto poniéndolo a cantar frente a un público cautivo. Algo similar a lo que hicieron con la exhibición de la película ´Alicia en el Pueblo de las Maravillas´ y el juego de pelota de los Orioles en el Latinoamericano. Los comisarios todavía tienen frescos los gritos de Libertad en el concierto de [Carlos] Varela y temen que se repita el escenario esta vez con Pablo Milanés”. 

Se pueden encontrar muchos reclamos en las redes para que el cantautor cubano pida explicaciones al Ministerio de Cultura o cancele el concierto en el Teatro Nacional y lo ofrezca en un espacio público, al aire libre.

La también periodista y activista cubana, Marta María Ramírez, hizo este reclamo a Milanés: “Mi Querido Pablo, yo no tengo más que legarle a mi hija que mi historia. Y tu voz es parte vital de nuestros poco más de tres años juntas, ni hablar de mis 47. Haz el concierto en un parque, en una avenida, como antes, para que podamos escucharte juntas. Te lo pido con un abrazo”.

“La voz de un artista nos pertenece a todos. Si no…La vida no vale nada”, publicó la bailarina y coreógrafa cubana Sandra Ramy en Facebook.

La periodista del medio estatal Habana Radio, Elaine Caballero, también notificó su descontento en su perfil personal en esta red social: “Fue por gusto levantarse a las 6 y 30 a.m. para comprar las entradas del concierto de Pablo Milanés. Horas y horas de cola y hay que marcharse como mismo llegamos: sin nada”.

Por su parte, el periodista no estatal, Manuel de la Cruz, parafraseó en Facebook la letra del cantautor cubano para hacerle un llamado de atención. “Muchas veces nos dijiste, que antes de hacerlo, había que pensarlo muy bien. Por el pueblo que te escucha, te respeta y te ama, me uno a la voz de muchos en su pedido: Cancela tu concierto, hazlo al aire libre, sitiaremos por ti cualquier plaza. La libertad, al igual que la música, y que tú, no tienen dueños”, aseguró.

La lista continúa, todos coincidiendo en que la decisión de las autoridades cubanas, una vez más, es errónea y que el concierto del querido artista debería realizarse en otro espacio donde pudieran asistir todos sus admiradores.

Hasta este momento Pablo Milanés no se ha pronunciado públicamente respecto a dicha situación. Las autoridades cubanas, más allá de las palabras poco convincentes de la directora del Teatro Nacional, tampoco han dado explicaciones a las personas que no alcanzaron entradas.

Por ahora se mantiene todo igual: un concierto y muchas personas ansiosas de asistir, pero sin formas de entrar a un espectáculo que no sucedía hace varios atrás y que algunos se cuestionan si volverá a ocurrir en la capital cubana.

Podría describirse mejor la presentación de Pablo en Cuba, pero Roxana Romero dejó una palabras en su perfil que son para recordar: “El concierto será de luz, aunque no sean tales los días”, dijo.

1 Comentario

  1. El problema es que la nueva versión de la canción de pablo dice ahora:
    ¨Será mejor hundirnos en el mar
    que antes renunciar a ir a
    Estados Unidoooooossss¨
    No solo cambió la letra…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto