enero 20, 2022
20.2 C
Havana

Díaz-Canel omite el 15N, pero asegura «estamos preparados para defender la revolución»

Foto: Roy Leyra / Cuba Noticias 360

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Ni las palabras marcha, Yunior García o grupo Archipiélago salieron de la boca del presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien habló en la noche de este viernes en televisión nacional en vísperas del 15 de noviembre. El mensaje fue claro, el Partido y Gobierno «estamos preparados para enfrentar cualquier acción», pese a que abiertamente nunca mencionó al dramaturgo, máximo organizador de la Marcha Pacífica por el Cambio, ni al grupo que también prepara la acción.

En cambio, utilizó el repetido discurso de culpabilizar a Estados Unidos por los «intentos desestabilizadores», se refirió a «toda una intención mediática, una estrategia imperial por tratar de destruir a la revolución», algo que «no nos quita el sueño» porque «estamos preparados para defender la revolución».

Su comparecencia buscó mostrar una imagen renovada del gobierno, evidenciar a toda costa su compromiso con los verdaderos problemas de los cubanos y la certeza que, tras la disminución de las cifras de COVID-19, la Isla y su economía se recuperarían.

Según el jefe de Estado, desde el presente se genera el futuro del país «con esperanza, prosperidad y Revolución». A continuación, enumeró las buenas nuevas qué él considera deben ser motivo de celebración para los ciudadanos:  los resultados en el control de la COVID-19, la paulatina reanimación de la economía, el hecho de retomar el curso escolar, la inauguración de la Bienal de La Habana y la puesta en marcha de una instalación biotecnológica de alta tecnología con capital ciento por ciento cubano en el Mariel.

La intervención se centró en la apertura de las fronteras y la consiguiente reanudación del turismo internacional como las únicas vías que tiene el país para mejorar en sus indicadores económicos, tras el negativo saldo social del llamado ordenamiento y el impacto de la crisis sanitaria.

A decir de Díaz-Canel se espera recibir en lo que queda de año casi la mitad de los viajeros que han llegado hasta el momento, teniendo en cuenta la manera en que se están moviendo los turoperadores y agencias de viajes. «Tendremos secuencias que superan la centena de vuelos semanales y se incrementarán en enero y febrero del próximo año, aunque la recuperación de la actividad turística no será inmediata», dijo finalmente de soslayo.

Fue al hablar del turismo donde por única vez hizo alusión a la inflación que aqueja a los cubanos como consecuencia del ordenamiento y por la que ha disminuido considerablemente el nivel de vida. Señaló que la actividad turística, considerada la locomotora de la economía cubana, tiene el gran reto de concretar negocios con el sector privado y su desarrollo debe influir en el equilibrio del fenómeno inflacionario.

Además, en la intervención de más de una hora no faltó el repetido argumento: «Lo que hemos enfrentado ha tenido como un elemento adicional de mucho rigor, la cruel, la criminal política del imperialismo yanqui contra Cuba, que trató de aprovechar este momento donde también existieron incertidumbres para darle toda la vuelta a las tuercas del bloqueo, para difamar, para calumniar».

Finalmente, el mandatario, justificó la postura del gobierno después del 11 de julio. «Estamos abiertos al diálogo, al debate y al perfeccionamiento de la sociedad, queremos seguir ampliando nuestra democracia y los espacios de intercambio, somos una sociedad cerrada a la presión, el chantaje y la injerencia extranjera».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + once =

Último minuto