agosto 9, 2022
30.2 C
Havana

Diego Boneta le dice adiós a Luis Miguel

Foto: Netflix

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

El actor mexicano Diego Boneta se ha convertido en “El Sol de México” por cinco años. Desde que saliera la primera temporada de la serie, basada en la vida del popular cantante Luis Miguel, el actor ha habitado una especie de embrujo, que solo lo padecen aquellos que se entregan por completo a un personaje.

Boneta ha sido y es, Luis Miguel, pero no solo el joven que despertó el amor por el bolero con una melena rubia que ondeaba al viento. También será el caballero de más cuatro décadas, que aún sacude los escenarios con su sola presencia. Pues en esta tercera temporada y última, Boneta interpreta al cantante en sus cincuenta años de vida.

“Esto no es solo salir de Luis Miguel a los 17, hay que llegar a los 50, como actor tienes un arco enorme de personaje y lo más importante era convertirme en él en todas sus diferentes épocas”, detalla el actor treintañero, al periódico El Mundo. En cada transformación se enfrentaba a sesiones de entre dos y cinco horas de maquillaje y protésicos.

Pero no solo transformaciones a través del arte del maquillaje hicieron que Boneta conformara su personaje, el actor llegó hasta limarse los dientes para recrear la famosa separación, conocida como diastema, que tiene el cantante y que es también parte de los rasgos físicos que lo han inmortalizado.

De Luis Miguel se conocía mucho profesionalmente, pero poco de su vida personal, por lo que otro de los éxitos de la serie lanzada por Netflix ha sido mostrar la persona detrás de los escenarios, el ser humano detrás del señorial cantante.

“Eso era justo lo que queríamos mostrar. Luis Miguel siempre ha estado inalcanzable, pero hay que mostrar el lado vulnerable y como en muchos sentidos el artista se va comiendo a la persona”, apunta Boneta sobre esta tercera temporada de la ficción.

“Esta temporada es la que más pantalones tiene, la más entretenida y lo llevamos al límite sabiendo que es la última y hay mostrarle al público algo que no ha visto nunca: mostrar al ser humano, no al mito. Los fans ya conocen los vídeos de YouTube, hay que sacarlos de eso y mostrar la dualidad del personaje”, afirma. De hecho, la serie de Netflix muestra en su cierre la detención del cantante o sus problemas económicos.

Y, después de cinco años de transmutación, el actor mexicano ve cómo el personaje se empieza a difuminar de cara al futuro. “Ahora toca cerrar este capítulo y aportar algo nuevo. Han sido cinco años con un proyecto que me cambió la vida a mí y a todos de forma inesperada. Esto ya es lo último de Luis Miguel y es algo para lo que realmente puedo decir que lo di absolutamente todo al igual que todo el equipo. Todos empezamos desde la primera temporada y hemos seguido hasta la última con el mismo director, el mismo escritor, el mismo equipo creativo, eso demuestra nuestro compromiso”, concluye Boneta.

Y las luces del escenario se van apagando. Al menos, en la ficción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto