mayo 16, 2022
28.2 C
Havana

Duaba y el reto entre Antonio Maceo y Flor Crombet

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Antonio Maceo y Grajales y Flor Crombet fueron dos de los caudillos más conocidos y respetados de las guerras de independencia libradas por Cuba en el siglo XIX contra el colonialismo español, y este mes se cumple un aniversario más de la llegada de ambos líderes a Cuba para la Guerra Necesaria (1895-1898) en el Desembarco de Duaba. Sin embargo, menos conocida es la historia de la enemistad entre estos dos grandes hombres que incluso les llevó a citarse en duelo a muerte.

Los historiadores refieren que la disputa nació en un temprano 1886, cuando el Titán de Bronce decidió abandonar el llamado “Plan Gómez-Maceo” de regresar a Cuba a hacer la guerra porque consideraba que no existían las condiciones necesarias para el nuevo alzamiento independentista.

Entonces, Flor Crombet, quien había participado junto a Maceo en la Protesta de Baraguá, juzgó duramente al Titán e hizo declaraciones ante los cubanos emigrados que fueron consideradas como ofensivas por Maceo. Su respuesta fue tajante: envió a sus padrinos a Crombet para fijar las condiciones de un duelo, con la única exigencia de que el combate se realizara a muerte.

A su juicio, solo esto salvaría la dignidad y el honor ante las provocaciones que había sufrido.

Los padrinos de ambos generales acordaron que el combate se realizara cuanto antes, pero poco antes de que se produjera decidieron posponerlo hasta que Maceo y Crombet pudieran cumplir sus respectivos deberes ante Cuba. Estos colosos debían primero blandir sus armas para derrotar a España y liberar a Cuba.

Se batirían a pistola, a 25 pasos y disparando al mando. Pero los padrinos de ambos acordaron que el lance se pospusiera hasta que cumplieran su misión en la independencia de Cuba, cuenta el periodista cubano Ciro Bianchi.

El paso de los años no hizo que desaparecieran las diferencias entre ambos líderes, por el contrario, puso a prueba a Maceo nuevamente.

Oscar Loyola Vega y Francisca López Civeira describieron cómo José Martí, Delegado del Partido Revolucionario Cubano e ideólogo de la guerra que comenzaba, decidió nombrar a Flor como jefe de la expedición que saldría de Costa Rica con destino al oriente de la Mayor de las Antillas y no a Maceo, pues de los planes presentados por ambos, el del primero requería una suma de dinero muy inferior a la solicitada por Maceo para organizar el viaje.

El Titán de Bronce, con mayor jerarquía y graduación militar tuvo que ponerse a las órdenes de Flor Crombet durante la travesía, algo que según los estudiosos también enfrentó a Maceo con Martí.

Después del desembarco en Duaba los expedicionarios fueron detectados rápidamente y las tropas españolas realizaron una feroz persecución. El pequeño contingente, dividido en varios grupos, hubo de enfrentarse a numerosas tropas y en uno de estos choques encontró la muerte Flor Crombet, el 10 de abril de 1895, en la zona del Alto de Palmarito.

También durante la guerra murió en combate Antonio Maceo, en diciembre de 1896.

El duelo pactado jamás se realizó. Ninguno de los héroes vio el final de la guerra ni la independencia de la Patria, que los unía en la causa y los enfrentaba en lo personal.

La rivalidad de estos próceres no fue la única dentro de la revolución. El propio Ciro Bianchi describe duelos de Juan Gualberto Gómez con el periodista Ignacio Sola en 1893, (ganado por Juan Gualberto) y otros, algunos años antes, como cuando en plena Guerra de los Diez Años, Agramonte retó a duelo a Céspedes pero el Padre de la Patria dijo que esperaría a que terminara la lucha contra España para efectuarlo. Este encuentro tampoco se realizó pues ambos jefes mambises murieron durante la guerra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − quince =

Último minuto