septiembre 29, 2022
24.2 C
Havana

¿Es peligroso bañarse en piscinas en medio de la pandemia?

Foto: Roy Leyra

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

En Cuba las vacaciones de verano se van acercando rodeadas de dudas nuevamente, contextualizadas en esta pandemia provocada por el coronavirus, los ensayos clínicos de las vacunas antiCovid-19 y el aumento vertiginoso de contagios en La Habana ¿Se podrá ir a playas y piscinas? ¿Qué medidas tomará el gobierno cubano?

Vinculadas a esas dudas respecto al verano que se avecina, aparece una pregunta frecuente, y que muchos nos hicimos el año pasado ¿al bañarnos en piscinas podemos contagiarnos de Covid-19? Aquí traemos algunas respuestas.

Según medios internacionales, no hay aun evidencia de que el virus se transmita a través del agua, pero, aun así, los especialistas recomiendan nadar con grupos pequeños, como una opción para disfrutar de los días soleados y cuidándonos la salud.

De acuerdo a Noticias Telemundo, esa es la interrogante que más reciben los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Estas instituciones informan que no tienen conocimiento de algún informe científico que demuestre que el Covid-19 puede propagarse a través del agua en piscinas, jacuzzis o áreas de juegos acuáticos, por tanto, consideran las actividades acuáticas al aire libre como seguras.

La doctora Jenell Stewart, especialista en enfermedades infecciosas y profesora del Centro Internacional de Investigaciones Clínicas de la Universidad de Washington, comentó igualmente a ese medio de información que las piscinas al aire libre y las playas están naturalmente bien ventiladas, por lo que el riesgo de infectarse al aire libre es muy bajo, especialmente si puede mantener una distancia mayor a dos metros de personas que no son de su hogar.

Además, puntualizó que el coronavirus no puede sobrevivir por mucho tiempo en el agua y el cloro lo mata fácilmente, así, no se puede contraer una infección por Covid-19 directamente del agua de la piscina.

Sí hace hincapié la especialista en que cuanto menor sea el número de personas con las que entre en contacto, menor será el riesgo de contraer una infección por el coronavirus, de esta manera, insiste en que la clave para bañarse en piscinas es que sea en grupos pequeños, al aire libre y alejado de personas que no viven en el mismo hogar que uno.

Más allá del número de personas, es más importante que los encuentros sean al aire libre y que tengamos en cuenta la cantidad de burbujas u hogares presentes en una reunión, pues el COVID-19 se propaga fácilmente entre las personas que viven juntas y no están vacunadas, explicó a Telemundo la doctora.

El poder usar o no mascarillas de tela en el agua es otra pregunta frecuente, y a la cual los CDC responden con un gran NO, ya que puede resultar difícil respirar a través de las mascarillas de esas características cuando están mojadas, y así tampoco previenen la propagación del virus.

Los CDC señalan que la operación adecuada de las piscinas públicas, jacuzzis y áreas de juegos acuáticos, así como la desinfección del agua con cloro o bromo deberían inactivar el virus.

En Cuba, se pone en tela de juicio la manutención de las piscinas tanto del estado como las particulares, que, dada la escasez, puede no poseerse los químicos necesarios para el tratamiento del agua.

Hay que aguardar hasta el pronunciamiento del gobierno en cuanto al proceder para el verano 2021, mientras tanto, en La Habana, se esperan aún las medidas que anunciara en Twitter el presidente Miguel Díaz-Canel hace una semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto