febrero 1, 2023
25.2 C
Havana

Escasas lluvias para Cuba en agosto, alertan especialistas

Texto: Hugo León

En medio del calor propio del verano cubano y la sequía que enfrenta la nación caribeña, los especialistas del Centro de Vigilancia del Clima del Instituto de Meteorología, alertaron que para el mes de agosto las precipitaciones serán escasas en la nación.

Los investigadores explicaron que esto obedece a la notable influencia del anticiclón del Atlántico Norte sobre el territorio nacional, lo cual condiciona que las lluvias sean relativamente pocas debido al incremento de los vientos alisios.

Sin embargo, de acuerdo con el boletín de la institución, se pueden esperar tormentas eléctricas y chubascos, principalmente durante la tarde y en las primeras horas de la noche, asociadas al paso de ondas y bajas tropicales, así como debido al calentamiento diurno.

Los especialistas advirtieron también que durante el mes de agosto empieza a aumentar la actividad ciclónica sobre Cuba, aunque por lo general la frecuencia de los huracanes durante este mes es solo la mitad de la de septiembre.

Para esta temporada, los expertos han previsto la formación de hasta 17 ciclones tropicales, de los cuales al menos nueve podrían alcanzar la categoría de huracán.

De acuerdo con los estudios del clima de Cuba, agosto es uno de los dos meses más calurosos del año. Las temperaturas medias están en los 27.5° C, con medias mínimas de 22.8° C en la noche y medias máximas históricas de 32.2° C que se alcanzan en horas de la tarde.

Es, además, el tercer mes más activo de la temporada ciclónica.

¿Qué consecuencias traen las bajas precipitaciones?

Foto: Archivo | CN360

De acuerdo con publicaciones científicas cubanas, los resultados de las investigaciones sobre el cambio climático en la Mayor de las Antillas indican un incremento de la temperatura en general, especialmente en el verano; además de comportamiento incierto de las precipitaciones; un aumento de la evaporación debido al aumento de temperatura y el aumento del nivel del mar.

La escasez de precipitaciones es una de las causas de la sequía, según los expertos. La falta de lluvia supone un incremento en la desertificación, un aumento de los incendios forestales y una degradación del suelo.

Todo lo anterior, además del daño directo al ser humano, a la fauna, la flora y la biodiversidad, tiene consecuencias negativas en el ámbito económico. Por ejemplo, el descenso de las precipitaciones conlleva a la sequía y esto a su vez provoca poca fertilidad de los campos y menos sustento alimentario para la población.

De hecho, en mayo último funcionarios del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos afirmaron que a partir de la disminución de la lluvia, en los próximos años habrá una menor disponibilidad de agua.

En Cuba, en pleno 2022, casi un millón de personas tienen dificultad para acceder al agua potable, de los cuales más de 418 mil no reciben el servicio en los horarios y ciclos establecidos, según datos oficiales del estado cubano.

Todo esto mientras en el país existen cerca de 30 municipios con comportamientos secos y entre enero y mayo se registraron 284 incendios forestales de diversa magnitud, con afectaciones en más de 870 hectáreas de bosques y más de mil 300 hectáreas de herbazales de ciénaga, según informó el Ministerio del Interior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here