mayo 17, 2022
20.2 C
Havana

España da el sí a la eutanasia

Texto: Darcy Borrero

Con esta ley, la nación ibérica se convierte en el quinta del mundo en regularlo, si bien de manera estricta: los solicitantes deberán “sufrir una enfermedad grave e incurable o un padecimiento grave, crónico e imposibilitante”

España se suma hoy jueves a la lista de países pioneros en regular la eutanasia: Holanda, Bélgica, Luxemburgo y Canadá, gracias a que el Congreso de los Diputados, con 202 votos a favor, 141 en contra y dos abstenciones, aprobó la ley promovida por el PSOE, que entrará en vigor de aquí a tres meses.

No obstante, el solicitante debe cumplir el requisito de “sufrir una enfermedad grave e incurable o un padecimiento grave, crónico e imposibilitante” que le cause un “sufrimiento intolerable”. La norma regula a partes iguales la eutanasia en sí —administración directa al paciente de una sustancia por parte del profesional sanitario competente—, y el suicidio médicamente asistido, que consiste en la prescripción o suministro de una sustancia al paciente por parte del profesional de la salud, de modo que el paciente se la pueda auto administrar, para causar su propio deceso.

Una nota de El País celebra que con la aprobación de la norma, España se incorpora a un escueto grupo de países donde la eutanasia está regulada. En partes de EE. UU. y Australia la práctica también está permitida.

En Nueva Zelanda está previsto que la ley entre en vigor en noviembre. En Colombia, por su parte, la práctica es legal, según una sentencia del Tribunal Constitucional, pero no está reglamentada. Y en Portugal, el Constitucional se opuso a la ley.

Resalta la misma nota del medio de prensa español que a diferencia de las otras leyes europeas, donde la decisión la toma el médico consultando a otros dos, la ley en España establece una serie de pasos, requiere de un médico de referencia, otro profesional y un equipo nombrado por una comisión autonómica y esto puede demorar el proceso más de 40 días desde que el enfermo lo solicita.

La ex ministra de Sanidad con el PSOE María Luisa Carcedo dijo que es una ley “extremadamente garantista”, y sugirió “extender la expresión de ‘bueno, por lo menos no sufrió’ que se aplica con alivio a quien muere de infarto, por ejemplo, a todas las enfermedades”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + tres =

Último minuto