julio 1, 2022
24.2 C
Havana

Estados Unidos garantizará gas licuado a Europa por dos años

Foto: AP

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, confirmó ayer que la agrupación que representa y Estados Unidos cerraron un gran acuerdo para asegurar la llegada continua de barcos con gas licuado a puertos europeos, procedentes de Estados Unidos.

El trato, que estará vigente durante los próximos dos años, permitirá reducir la histórica dependencia energética de las naciones europeas con Rusia, en momentos en que Occidente ha declarado una guerra económica sin precedentes contra Moscú a raíz de la invasión rusa a Ucrania.

Los acuerdos, que incluyen también hidrógeno, serán formalizados mañana viernes en ocasión de la visita del presidente estadounidense Joe Biden a Bruselas para las cumbres de la OTAN y el G7.

Un acuerdo de este tipo, además de beneficiar con billonarios dividendos a Washington, supone una reconfiguración del panorama energético euroasiático, teniendo en cuenta que hasta el momento la Unión Europea importaba desde Rusia el 40% del gas que utilizaba.

Estados Unidos, un país productor de energía nato, compite actualmente con China por ser el primer exportador mundial de gas licuado y ahora tendría otro enorme mercado en el cual situar su producción.

Recientemente, Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea que supervisa las cuestiones de transición energética, comentaba lo difícil que sería reducir en dos tercios la dependencia europea del gas ruso antes de que finalizara el 2022. Este pacto con la Casa Blanca, sin embargo, facilita las cosas, de acuerdo con los especialistas.

En 2021, la Unión Europea importó 155 mil millones de metros cúbicos de gas natural de Rusia, según cifras de la Agencia Internacional de Energía, pero las crecientes tensiones con Moscú y la posibilidad de que Putin “cierre la llave de sus hidrocarburos” en respuesta a las sanciones económicas  contra su país, han acelerado las negociaciones para recurrir a otros proveedores.

Por el momento Moscú no ha cancelado el envío de hidrocarburos a Europa ni ha subido el precio de los mismos. Putin dijo en rueda de prensa que su país cumpliría sus compromisos pues se precia de su prestigio en el mercado. Sin embargo, Bruselas se apura en buscar alternativas, no solo en el gas de Estados Unidos, sino también acelerando esfuerzos para utilizar alternativas limpias y eficientes al gas natural aprovechando otras fuentes de energía.

De acuerdo con especialistas de Bloomberg, es poco probable que el plan de importación desde Estados Unidos contemple cantidades específicas y no se trataría de la firma de contratos a largo plazo, sino del establecimiento de un marco de colaboración para asegurar el suministro en este momento clave para Europa.

¿Qué más plantea el plan de acción de Europa para reducir su dependencia de los combustibles rusos?

Bruselas se ha fijado 10 metas para reducir las importaciones desde el gigante euroasiático, entre las que destacan no firmar ningún nuevo contrato de suministro de gas con Rusia; reemplazar los suministros rusos con gas de fuentes alternativas; acelerar el despliegue de nuevos proyectos eólicos y solares y maximizar la generación de energía a partir de bioenergía y nuclear.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho + 7 =

Último minuto