agosto 7, 2022
24.2 C
Havana

Estados Unidos, nuevo verdugo de Cuba en Semana Beisbolera de Haarlem

Texto: Alejandro Varela

Foto: USA Baseball Collegiate National Team

Parece que las selecciones de Estados Unidos estuvieran empeñadas en derrotar este mes a sus similares cubanas en fechas significativas para uno y otro país.

El pasado 4 de julio, el equipo norteamericano de baloncesto masculino venció a su par antillano en La Habana como parte de las eliminatorias mundialistas del deporte ráfaga, y este 11 de julio fue el conjunto universitario de las barras y las estrellas el que se encargó de propinarle otro revés a los Alazanes de Granma en la Semana Beisbolera de Haarlem.

Más allá de la coincidencia simbólica de ambas fechas, el detalle solo sirve para destacar la superioridad del país norteño ante Cuba en ambos deportes. La última muestra quedó evidenciada este lunes con la victoria 2-0 de la escuadra estadounidense en el mencionado certamen neerlandés.

Muy poco lograron hacer los bateadores caribeños frente al trabajo combinado de Hall Tanner y Teddy McGraw, quienes repartieron 11 ponches y solo permitieron cuatro hits en siete entradas. La velocidad sostenida por encima de 90 millas maniató a la tanda cubana, acostumbrada a un pitcheo mucho más manso en el campeonato de la Isla.

La única nota positiva de Cuba resultó el excelente trabajo del derecho José Ramón Rodríguez en su regreso a una selección nacional después de cinco años, tras recuperarse con éxito de una cirugía Tommy John y dejar guarismos envidiables en la recién finalizada 61 Serie Nacional con los Toros de Camagüey.

El número 83 del elenco cubano, uno de los ocho jugadores de otras provincias que reforzaron el plantel granmense, en seis capítulos de actuación solo permitió dos imparables, que precisamente sirvieron para impulsar las carreras estadounidenses en el final del tercero. Además, el diestro santacruceño retiró a seis rivales por la vía de los strikes y completó toda la ruta con apenas 89 pitcheos.

El fracaso ante Estados Unidos es el tercero consecutivo que sufre Cuba en el torneo. Para aspirar a quedar en cuarto lugar y colarse en semifinales, los Alazanes deberán ahora ganarle a Curazao e Italia, martes y miércoles. No existe otra fórmula para asegurar el pase de los cubanos a la siguiente fase.

Mañana debe ser el zurdo Leandro Martínez el que reciba la confianza de Carlos Martí en el crucial desafío frente a la novena curazoleña. Sin embargo, la clave del partido radica en lo que puedan hacer los bateadores, que solo han logrado fabricar cuatro carreras en tres juegos.

La lógica indica que para este encuentro los bates cubanos salgan del letargo, toda vez que el cuerpo de lanzadores de Curazao dista de poseer la potencia que el norteamericano. No obstante, Curazao le ganó el domingo al anfitrión Holanda, mismo equipo que doblegó al cubano el sábado 5-1.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto