julio 5, 2022
25.9 C
Havana

Estudio revela un ligero retraso en el desarrollo de los bebés nacidos durante la pandemia

Texto: Redacción Cuba Noticias 360 

Un estudio dado a conocer esta semana sugiere que los bebés nacidos entre marzo y diciembre de 2020 tienen un ligero retraso en el desarrollo de sus habilidades motoras y sociales a los 6 meses. 

De acuerdo con el informe publicado en JAMA Pediatrics, los infantes que llegaron al mundo durante los primeros meses de la pandemia obtuvieron una puntuación ligeramente inferior en un examen de sus habilidades de desarrollo que los nacidos antes de esta situación sanitaria, independientemente de que sus madres tuvieran Covid-19 o no durante el embarazo. 

La investigación hizo un seguimiento de 255 niños nacidos entre marzo y diciembre de 2020 en la ciudad de Nueva York, que fue el epicentro de la pandemia en Estados Unidos durante varios meses. 

Los bebés fueron evaluados en cuanto a sus habilidades sociales, comunicativas y motrices a los 6 meses de edad atendiendo a su capacidad de rodar de la espalda al estómago, la frecuencia con la que balbucean y otro. 

Para esto, utilizaron el cuestionario Ages & Stages Questionnaires, Third Edition (ASQ-3), aplicado a los padres de las criaturas para que describieran su desenvolvimiento. 

En la mayoría de las áreas, los bebés nacidos durante la pandemia mostraron puntuaciones más bajas en comparación con los nacidos antes.

No obstante, los especialistas indicaron que estos resultados pueden no ser indicativos de retrasos en el desarrollo a largo plazo.  

Además, aunque las puntuaciones en habilidades sociales y de motricidad eran más bajas entre los bebés nacidos durante la pandemia, las puntuaciones en habilidades de comunicación eran un poco más altas.

Los investigadores especularon que estas diferencias se deban al estrés experimentado por las mujeres embarazadas a causa de la pandemia. 

El investigador principal del estudio, el Dr. Dani Dumitriu, profesor adjunto de pediatría y psiquiatría en la Universidad de Columbia recalcó la incidencia de varios factores. 

“Los efectos de nacer en un entorno de cierres y otros factores de estrés relacionados con la pandemia en las familias que interrumpieron la infancia, como la pérdida de empleo o la inestabilidad de la vivienda, probablemente también contribuyeron”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cuatro =

Último minuto