diciembre 9, 2023
21.2 C
Havana

Exenfermera de Hugo Chávez y su marido son condenados a 15 años de cárcel

Foto: EFE

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

15 años de prisión y tres años de libertad vigilados por un tribunal de Florida fue la condena dictada hace pocas horas para  Claudia Patricia Díaz Guillén y su marido, enfermera  y guardaespaldas del fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez.

Los mismos deberán devolver US$136 millones en bienes y efectivo, equivalentes al beneficio que obtuvieron al participar en un esquema corrupto de lavado de dinero. Además cada uno deberá pagar una multa de US$75.000, confirma una material informativo de BBC. 

Meses antes de esta decisión, en diciembre de 2022, Díaz Guillén ya había sido declarada culpable de dos de los tres cargos de lavado que se le imputaron en una corte de Florida. Mientras que su marido, Adrián José Velásquez Figueroa, jefe del Departamento de Seguridad del palacio presidencial de Miraflores durante el gobierno chavista fue imputado por los 3 cargos que pesaban sobre él.

En este sentido, la Fiscalía había solicitado una pena de 23 años y 5 meses para ella y de 19 años y 5 meses para él.

Recordemos que Díaz Guillén fue miembro de la Guardia de Honor,  un cuerpo responsable de la seguridad de los presidentes venezolanos, y parte del equipo de médicos y enfermeras que cuidaban al mandatario. De hecho, Chávez terminó nombrándola como Tesorera Nacional, un cargo por el que logró enriquecerse a través de un esquema corrupto de lavado de dinero, de acuerdo con la Fiscalía estadounidense. 

Por una solicitud de extradición de las autoridades venezolanas que les acusan de presuntos delitos de blanqueo y enriquecimiento ilícito se celebró un primer juicio en 2018 en Madrid, donde la pareja residía. Pero no fue hasta 2022 cuando las autoridades españolas aprobaron  una solicitud de extradición presentada por Estados Unidos.

Datos de la propia Fiscalía estadounidense confirman que entre 2011 y 2013,  Guillén recibió sobornos de al menos US$65 millones, pagados por el empresario venezolano Raúl Gorrín, propietario del canal de noticias Globovisión, actualmente solicitado por la justicia en EE.UU. Ello permitiría a Gorrín realizar operaciones de cambio de divisas en el marco del estricto sistema de control de cambios establecido por Chávez en Venezuela.

En el caso del esposo,  las autoridades lo presentan como una pieza instrumental para estas operaciones. Supuestamente parte de los sobornos fueron pagados por medio de transferencias a su nombre o el de empresas de su propiedad.

Díaz Guillén, hasta el momento,  no ha admitido ninguna culpa en los delitos que se le imputaban. Por lo que,  los abogados de la pareja aseguran sobre la intención de apelar la sentencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí