diciembre 1, 2021
16.2 C
Havana

Falleció a los 50 años Abel Rodríguez, un actor que se colocó en la cima de la televisión latinoamericana

Foto: El Espectador

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

El actor cubano Abel Rodríguez falleció este viernes a los 50 años de una embolia pulmonar en Miami, donde residía con su esposa, la también actriz Anna López. Su muerte ha sido un duro golpe para la comunidad artística cubana y para los más cercanos amigos del reconocido artista.  La noticia también ha llegado a las páginas de varios periódicos latinoamericanos, que han calificado al cubano como una de las grandes figuras de la actuación en Latinoamérica.

“El intérprete escénico es una de las celebridades más recordadas del panorama televisivo latinoamericano”, refirió el diario colombiano El Tiempo en una nota en la que repasó la obra de este querido actor.

“En Colombia, Rodríguez tuvo papeles en reconocidas telenovelas. Probablemente uno de los más recientes y más recordados fue el de Samir en ‘Chepe Fortuna’”, recordó el medio.

Nacido en La Habana en 1971 y graduado en la Escuela Nacional de Instructores de Arte, Rodríguez alcanzó reconocimiento en la cultura cubana a pesar de que su carrera despegó principalmente a nivel internacional.

En la isla destacó por su talento durante su trabajo con el renombrado grupo de teatro el Público, de Carlos Díaz, con el que presentó, entre otras obras, la aplaudida «Calígula».

Interpretó varios papeles en series y películas cubanas, pero uno de los más recordados fue cuando se colocó bajo la piel del personaje de “el pintor Ernesto” en la novela Salir de noche, en la quehizo un binomio muy popular junto al actor Jorge Ferdecaz, quien también radica desde hace años en Miami.

En el cine cubano también obtuvo reconocimientos por su desempeño en filmes como Roble de Olor, una película basada en una novela de Leonardo Padura, que estuvo dirigida por el consagrado Rigoberto Lopez con música de José María Vitier. Con este filme ganó un premio coral a mejor actor de reparto en el Festival internacional de Cine Latinoamericano de La Habana en 2003.

En Colombia se situó en los focos de la popularidad rápidamente por sus roles en novelas como Por amor y Verano en Venecia, así como por su trabajo en la serie La viuda de la mafia, donde interpretó a un investigador policial.

En la televisión de ese país también se ganó la atención y el respeto de los televidentes por sus papeles en series como El clon y Celia, en las que compartió elenco con varios artistas de renombre entre ellos el también cubano, Mijail Mulkay.

Mulkay fue uno de los actores que le dedicó un sentido homenaje a su amigo  en sus redes sociales. “Abel es, y digo ‘es’ porque las personas especiales no mueren nunca. Él permanecerá por siempre en mi memoria. Era mi mejor amigo”, comentó el actor.

Rodríguez fue uno de esos artistas que se hizo querer tanto por el público como por los actores con los que trabajó. Lo demuestran no solo los éxitos de su carrera, sino los mensajes, los recuerdos compartidos y las fotos que han sido publicadas a raíz de su fallecimiento. Todos coinciden en el carisma, el talento y la personalidad alegre y afable del actor.

En su trayectoria participó además en la adaptación cinematográfica de la novela Todos se van, de la escritora y poeta cubana Wendy Guerra, que dirigió Sergio Cabrera en 2015.  Entre sus filmes más recientes se encuentran El Caballo y Plantados, del director Lilo Vilaplanas.   

Rodríguez siempre estuvo ligado al arte también desde su familia. Su padre fue uno de los productores del emblemático Noticiero ICAIC Latinoamericano, fundado por el documentalista Santiago Álvarez y su hija, Paula, nacida de la relación con su antigua pareja, la actriz Edith Massola, es una de las jóvenes promesas de la actuación en Cuba.

La actriz e influencer recordó sus afectos y sus lazos de unión con su padre al dar a conocer la noticia de su fallecimiento.Algunos dicen que tengo tus labios, y tu nariz, los que te conocían y han conversado conmigo me decían que les recordaba a ti, no lo sé, pero no lo dudo. Tengo q usar la imaginación, esa que dicen que también heredé de ti, para crear escenarios contigo donde te veo después de tanto tiempo, de pequeña a veces lo hacía: que aparecías en mi escuela, o q llegabas de sorpresa, o te visitaba yo, esos escenarios son llenos de anécdotas divertidas, quizás tú también los creaste en tu mente en algún momento… y quizás existen en algún lugar. Descansa papá paz y luz para tu alma te deseo con todo mi corazón. Ojalá donde estés leas esto”.

La muerte de Abel Rodríguez es otra importante pérdida para la cultura cubana, que en los últimos meses ha vestido de luto por el fallecimiento de grandes figuras como los actores Manuel Porto, Enrique Molina y el sonero Adalberto Álvarez, entre otras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 1 =

Último minuto