junio 25, 2022
25.2 C
Havana

Ferrer hace zafra e incluye a siete matanceros en la Preselección


Texto: Alejandro Varela

La comidilla de este inicio de semana en el deporte cubano es el nuevo corte de la preselección para el equipo Cuba de béisbol que asistirá a finales de mayo al Preolímpico de las Américas, con sede en el estado de Florida, Estados Unidos.

El mánager Armando Ferrer “haló para su mano” y dejó a siete de sus Cocodrilos de Matanzas en la lista de 30 jugadores que harán próximamente sus maletas para volar a México en busca de las visas norteamericanas, aunque el plantel definitivo que viaje a suelo estadounidense contará solo con 24 peloteros.

Ante el segundo aplazamiento de la III Copa de Caribe en Curazao, ahora prevista para finales de junio, las autoridades del béisbol cubano decidieron salomónicamente quedarse con lo mejor de ambas partes, la que iba al certamen caribeño y la “pre” a la Florida.

Entonces el avezado Ferrer aprovechó para darles chance a algunos de sus jóvenes jugadores, como los lanzadores Renner Rivero y Naikel Cruz, y el receptor Andry Pérez, sin que estos reunieran la calidad para hacer el grado final, de acuerdo con los resultados de los topes de preparación.

En cambio, dejó fuera al mejor serpentinero de la Serie Nacional, el camagüeyano Frank Madan, protagonista de una temporada única donde encabezó cinco departamentos de pitcheo. Pero si el líder del staff de los Toros fuera de Industriales, por ejemplo, otro gallo cantaría.

También llama la atención la ausencia de dos jugadores de cuadro que fueron de lo mejor del campeonato: el torpedero Alexander Ayala y la segunda base Santiago Torres. El campocorto de Camagüey lleva varios años en la selección antillana con buenos números y, además de jugar su posición natural, ha demostrado valía en la antesala, lo que le otorga un plus.

Sin embargo, incluir a Ayala atentaría contra dos matanceros preseleccionados: Yadil Mujica y Erisbel Arruebarrena. En el caso de este último, después de una pésima actuación en la final de la Serie 60, no se concentró junto a la preselección en la sede de Matanzas y actualmente se desconoce su estado de forma atlética.

Asimismo, lo de Santiaguito pudiera ser hasta más escandaloso, pues luego de una campaña doméstica descomunal al bate, también la “descosió” en la preparación, pero se sabe que convocarlo representaría un conflicto de intereses con el favorito de Ferrer, el cienfueguero César Prieto, considerado ahora mismo el principal talento del béisbol cubano.

Cierto es que la confección de cada equipo Cuba eleva la polémica a niveles altísimos entre la prensa y aficionados, pero en este caso particular se nota claramente el favoritismo hacia peloteros del propio terruño del timonel del conjunto, una práctica siempre condenada pero que se sigue repitiendo sin que nada cambie.

Quizá la prematura y lamentablemente muerte del comisionado nacional Ernesto Reynoso, permitió que Ferrer priorizara sus intereses sin encontrar oposición alguna. Incluso, sorprende que hasta el experimentado entrenador Frangel Reynaldo estuviera ausente de la conformación de la nómina.

El propio Reynaldo, quien en un inicio fue posicionado como artífice de la preparación para Curazao, reconoció públicamente que no contaron con sus criterios para hacer este último corte. “Lo siento. No fui invitado, o más bien convocado, a participar en la confección del equipo”, respondió ante el reclamo de un periodista en una publicación de Facebook.

La lista de posibles jugadores de Matanzas que pudieran hacer el equipo ascendería a nueve si contamos al receptor Ariel Martínez y el toletero Yurisbel Gracial. Recientemente se conoció que ambos no estarán en el torneo de Florida por encontrarse lesionados, pero si Cuba debiera jugar el Clasificatorio final en Taipei de China sí engrosarían la nómina.

Es muy probable que de los siete yumurinos ahora convocados, solo permanezcan en el listado final de 24 el zurdo Yoannis Yera, el jardinero Yadir Drake, además de Mujica y Arruebarrena, pero hacer prevalecer a jugadores propios que no reúnen la calidad necesaria por encima de otros que se lo han ganado, deja muy mal parado a Ferrer.

Al final todos conocen que para el pelotero cubano montarse en un avión ya representa un estímulo después de tantos meses bajo el sol y sin recibir mucho a cambio. Si un jugador que fue el mejor de su especialidad en la Serie Nacional debe sufrir este tipo de injusticias, qué puede quedar para el resto. Muchas veces son las decisiones así las que desembocan en el éxodo a otros países. Nada nuevo bajo el sol, dirían algunos.

Preselección de 30 jugadores:

Receptores: Yosvani Alarcón (Las Tunas), Iván Prieto (Granma), Rafael Viñales (Las Tunas) y Andrys Pérez (Matanzas).

Jugadores de cuadro: Lisbán Correa (Industriales), Yordanis Samón (Camagüey), Guillermo Avilés (Granma), César Prieto (Cienfuegos), Erisbel Aruuebarrena (Matanzas), Yordan Manduley (Holguín), Yurisbel Gracial (Matanzas), Yadil Mujica (Matanzas) y Dayán García Artemisa).

Jardineros : Frederich Cepeda (Sancti Spíritus), Roel Santos (Granma), Alfredo Despaigne (Granma), Yadir Drake (Matanzas) y Raico Santos (Granma).

Lanzadores: Lázaro Blanco (Granma), Carlos Juan Viera (Las Tunas), Yoenni Yera (Matanzas), Yariel Rodríguez (Camagüey), Andy Rodríguez (Industriales), Bryan Chi (Industriales), Liván Moinelo (Pinar del Río), Raidel Martínez (Pinar del Río), Frank Abel Álvarez (Pinar del Río), Yudiel Rodríguez (Las Tunas), Pablo Luis Guillén (Villa Clara), Naikel Cruz (Matanzas) y Renner Rivero (Matanzas).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 2 =

Último minuto