agosto 9, 2022
30.2 C
Havana

Gobierno británico congela activos del magnate ruso Abramóvich e impide venta del Chelsea

Foto: GettyImages


Texto: Alejandro Varela

El gobierno británico ha actuado y lo ha hecho de forma radical. El ejecutivo del premier Boris Jhonson dio la orden este jueves de congelar los activos en Reino Unido de siete oligarcas rusos de alto perfil, entre ellos el dueño del club de fútbol Chelsea, Roman Abramóvich.

Pero la decisión no solo impide que continúe el proceso de venta que el magnate anunció la semana pasada y para el cual contrató a una empresa estadounidense. Mientras las medidas anunciadas hoy sigan en vigencia, el equipo vería frenada la comercialización de merchandising y entradas, así como la adquisición de nuevos fichajes y contratos.

BAKU, AZERBAIJAN – MAY 29: Owner of Chelsea Roman Abramovich watches the action during the UEFA Europa League Final between Chelsea and Arsenal at Baku Olimpiya Stadionu on May 29, 2019 in Baku, Azerbaijan. (Photo by Chris Brunskill/Fantasista/Getty Images)

Por suerte, recibió una “licencia especial” para pagar salarios a todos sus empleados, incluidos jugadores y entrenadores y podrá dedicar 20 mil libras esterlinas (23 mil 800 euros) para cada partido que jueguen fuera de casa, en concepto de viaje y estancia.

En pocas palabras, el conjunto “blue” lo único que podrá hacer es salir al terreno de juego y disputar sus partidos, a la vez que sus ingresos se verán afectados notablemente. De ser campeón de Europa y del Mundial de clubes, ahora cargan con una mancha roja por problemas ajenos al deporte.

Al respecto, sus directivos emitieron un comunicado donde enuncian que “disputaremos los partidos de nuestro equipo masculino y femenino hoy contra Norwich y West Ham, respectivamente, y tenemos la intención de entablar conversaciones con el gobierno del Reino Unido sobre el alcance de estas medidas”.

La nota añadió que también solicitarán “permiso para enmendar las medidas a fin de permitir que el club opere con la mayor normalidad posible. También buscaremos orientación sobre el impacto de todo esto en la Fundación Chelsea y su importante trabajo en nuestras comunidades”, refirió el texto.

Las sanciones a Abramóvich habían sido reclamadas insistentemente durante las últimas dos semanas por la oposición británica del Partido Laborista, varios diputados conservadores y organizaciones de transparencia y anticorrupción.

Además de precipitar la venta del Chelsea, su activo más valioso y por el cual saltó a la fama hace 19 años, el oligarca también comenzó a desprenderse del resto de sus propiedades en Reino Unido. Según el gobierno británico, su patrimonio total asciende a 11 mil 200 millones de euros.

De acuerdo a reportes de prensa, el multimillonario de 55 años posee una mansión de 15 dormitorios en la exclusiva calle londinense de Kensington Palace Gardens, valorada en más de 135 millones de euros, y un ático de tres plantas en el Chelsea Waterfront de la capital, cuyo coste se estima en casi 20 millones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto