febrero 1, 2023
25.2 C
Havana

Hamlet Lavastida ¿se le juzgará por una idea?

Texto: Mónica Fernández

Desde el 26 de junio, el artista cubano Hamlet Lavastida se encuentra detenido en los predios del Departamento de Delitos contra la Seguridad del Estado. Su caso, que se ha hecho eco en la prensa internacional especializada, es cuando menos atípico.

De acuerdo con el sitio Razones de Cuba, a Lavastida se le acusa de incitación a delinquir, para realizar acciones “de desobediencia civil en la vía pública, utilizando las redes sociales y la influencia directa sobre otros elementos contrarrevolucionarios”. Aunque el comunicado del sitio estatal no abunda en mayores detalles, la poetisa Katherine Bisquet ofreció detalles sobre este tema en su muro de Facebook.

La razón que alude para la detención fue una conversación en el grupo privado de chat del Movimiento 27N, filtrada en la televisión nacional. Durante la misma, Hamlet Lavastida propuso la idea de marcar billetes usando cuños con diseños relativos al 27N y al Movimiento de San Isidro. Esta propuesta no llegó a realizarse, pero pareciera estar siendo esgrimida como argumento, algo que Bisquet argumenta es incurrir “en un delito a discreción bajo inferencias de lo que pudo ocasionar una propuesta privada en un chat virtual”.

La detención de Lavastida ha sido denunciada por su agente, el marchante de arte James Mayor, quien dijo al sitio ArtNet: “Es trágico. Es una persona dulce, y aunque sus obras son de naturaleza política, lo son de una manera sincera (…) No entiendo por qué la gente tiene tanto miedo al arte”.

Un portavoz de la galería Künstlerhaus Bethanien, donde el artista exhibió este año la muestra Cultura profiláctica, también se pronunció: “Hamlet Lavastida es un artista valiente que actúa dentro de la libertad del arte. Con sus obras, hace uso de su derecho a la libertad de expresión”.

José Miguel Vivanco, el director ejecutivo para las Américas de la ONG Human Rights Watch, también ha dejado claro su rechazo a la detención del artista.

No es la primera vez que el gobierno cubano anuncia públicamente cargos de crímenes comunes en casos de corte político. El más llamativo fue el juicio a José Daniel Ferrer, líder de la UNPACU, que previo a su realización tuvo amplia cobertura mediática estatal, con un claro sesgo en contra del opositor. Sin embargo, el gobierno terminó liberándolo tras lo que se asume fue una fuerte presión internacional.

Un artista como Lavastida, con una carrera consolidada y respaldo institucional europeo, pudiera convertirse en el foco de atención en caso de que continúen los cargos en su contra. Por el momento, el proceso de instrucción penal parece que continúa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here