junio 29, 2022
30.2 C
Havana

Hierven los puños en Aguascalientes

Foto: Twitter

Texto: Manolo Vázquez

El denominado buque insignia del deporte cubano ancló en Aguascalientes, ciudad capital del estado homónimo, nombrada así por las aguas termales que los primeros pobladores españoles descubrieron en esa zona de México. En la que fue la segunda parada de la travesía preparatoria rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio, la escuadra criolla de boxeo se enfrentó a pugilistas profesionales, en el que ha sido sin lugar a dudas el más completo de los entrenamientos en la etapa previa a la cita estival, después de varios meses sin roce internacional debido al azote de la COVID-19. Ocho atletas, de ellos siete con boleto asegurado para ir a pelear por medallas en la capital nipona el próximo verano, subieron al ring en la tierra del picante y agregaron más que una caricia de sabor cubano al cuadrilátero, en combates fijados a seis asaltos.
Tras las notas de nuestro himno nacional, entonadas con el acompañamiento de la voz del chévere de la salsa, Issac Delgado, abrió la cartelera con el pleito de más de +91 kilogramos (Kg), entre Dainier Peró (CUB) y Edgar Ramírez (MEX). El camagüeyano salió con mejor cara que su rival, fue mucho más incisivo en los primeros tres asaltos, donde supo entrar, pegar y alejarse a tiempo. Aunque inferior en libras, superó al púgil local en habilidades, y la preparación física terminó por dar la última palabra sobre el ring (60-54, decisión unánime). Peró dominó los seis asaltos y se vio apto para seguir peleando si fuera necesario.
Seguidamente el multicampeón Julio César La Cruz (CUB) debutó en su nuevo peso de los 91 (Kg), frente al espigado de un metro con 94 centímetros Julián Fernández Jr. El púgil de Tijuana traía un record profesional de 14 ganados y solo tres perdidos, pero el cubano, después de un primer round de puro estudio, le bajó la guardia como solía hacer cuando pesaba 10 kilos menos y sacó sus mejores golpes a partir del segundo asalto. El popularmente conocido como La Sombra sacó de control a su rival con su acostumbrado estilo, tanto que parecía desaparecer con sus fintas sobre el cuadrilátero ante los embates fuera de técnica de Fernández Jr. El capitán de los Domadores fue el claro dominador de un combate que finalizó también con todos los votos a su favor.
En los 81 Arlen López (CUB) y el estadounidense de madre mexicana Oscar Rioja, de balance en el plano profesional de 39 ganados y nueve derrotas, con un recorrido importante en cuadriláteros competitivos, ofrecieron uno de los mejores pleitos del tope amistoso en Aguascalientes. Se presagiaba la paridad y los semicompletos cumplieron con las expectativas. El Monstruo Rioja había sido de los más activos, con tres peleas efectuadas en lo que va de año, a pesar de la pandemia, y cinco éxitos al hilo, antes de verse cara a cara con Arlen. Y fue precisamente el guantanamero quien se robó la iniciativa desde el mismo primer toque de campana, llegando a sacar de combate a su rival, quien solo pudo completar el primer round, pues terminó en malas condiciones tras los primeros cruces sobre el ring contra el campeón mundial y olímpico.
Minutos después Yoenli Hernández (CUB), el único de los participantes en la gira que no tiene asegurado su cupo para viajar a Tokio, enfrentó al venezolano Alfonso el ruso Flores, en la división de los 75 Kg. El agramontino es un boxeador que no teme ir al intercambio. Así lo hizo también en el Match de Retadores efectuado en Cuba a finales de 2020, donde derrotó al entonces favorito en la categoría de la isla, Yainier Areu. Por ello es sin dudas Yoenli quien se ha ganado el puesto en el periplo preparatorio de la escuadra antillana, que, con su éxito entre las cuerdas de Aguascalientes, mantuvo al equipo Cuba invicto hasta la mitad del cartel, programado para ocho combates. Yoenli aseguró la ventaja en los primeros asaltos, y con inteligencia se acomodó sobre los finales para agenciarse la victoria (59-54).
La quinta pelea de la noche correspondió a la categoría de 55 Kg, donde el espirituano Yosbany Veitía subió junto a Enmanuel el veneno Domínguez, un púgil local de 26 éxitos en la arena profesional –18 de ellos por la vía del nocaut– y nueve fracasos, una división donde los mexicanos acostumbran a verse representados por boxeadores muy vehementes. Sin embargo, el isleño se mostró mucho mejor que su rival de turno, y al igual que sus antecesores, se vio un claro dominio desde lo táctico, como también físicamente. Así que Veitía encontró el antídoto ante El Veneno y lo dominó en seis asaltos muy disparejos.
En la recta final de la velada, se enfrentaron el pinareño y multimedallista olímpico Lázaro Álvarez, ante Mario el triturador Díaz. La división de los 57 Kg fue más de lo mismo desde las boletas de los jueces, que reflejaron la diferencia de los primeros compases a favor del púgil cubano, quien curiosamente lució guantes color rosa, favoritos de su pequeña hija.
Casi al cierre, el titular olímpico en Londres 2012, Roniel Iglesias, ante José Miguel Borrero, en los 69 Kg, disputaron el duelo más parejo de la jornada. Sobre el quinto round el local empezó a mermar desde lo físico, aunque obligó a Roniel a lanzarse con todo en el último asalto debido a lo cerrado de la puntuación. El duelo de zurdos terminó en la paridad (57-57, 58-56, 56-58) y fue la mejor pelea de la noche.
Finalmente, en la riña más esperada, Andy Cruz (CUB) dispuso de Miguel el títere Vázquez, excampeón mundial, un hombre con 33 combates ganados y ninguno cedido. El combate de los 63 Kg puso punto final a una extensa fecha que terminó cerca de las dos de la madrugada en nuestro país, donde afortunadamente los Domadores transitaron invictos. El oriundo de Guadalajara suponía el rival más complejo, pero Andy hizo gala de su talento y marcó la diferencia, aunque mínima (57-56), mostrando que es uno de los grandes favoritos para imponerse desde finales del mes de julio en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
El evento, efectuado dentro del marco de la afamada Feria de San Marcos, una de las fiestas más importantes de México, fue transmitido en directo por una de las principales cadenas televisivas del mundo del deporte, ESPN, dentro de su espacio Knock Out, que cada viernes en la noche se dedica al boxeo de primer nivel.
Los pugilistas cubanos se dirigirán hacia Holanda en los próximos días para culminar el periplo de preparación, antes de emprender camino rumbo a la tierra del sol naciente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 2 =

Último minuto