diciembre 1, 2022
24.2 C
Havana

Identifican a Antonio y Gladys Lozano, pareja de ancianos que daban por desaparecidos tras derrumbe en Miami

Texto: Darcy Borrero

Miami.—“Ellos llevaban casados casi 59 años y el chiste entre ellos era quien se iba a morir primero porque no podía vivir el uno sin el otro”, dijo con la voz entrecortada uno de los hijos del matrimonio que formaban Antonio y Gladys Lozano, dos de las víctimas mortales de la caída del edificio de las Champlain Towers, de 12 pisos, en Miami Beach el pasado jueves.

Luego de haber sido reportados como desaparecidos, fueron identificados este fin de semana entre tres nuevas víctimas de lo que empieza a considerarse una tragedia histórica en Florida.

La prensa local no dio detalles sobre los hallazgos del cuerpo de rescatistas inmerso en la colosal operación que intenta encontrar vida entre los escombros, o bien recuperar los restos de los fallecidos. De una cifra inicial de 1 muerto (Stacie Dawn Fang, de 54 años) se ha escalado a 9, de acuerdo con información divulgada este domingo en rueda de prensa con Daniella Levine Cava, alcaldesa del condado de Miami-Dade.

Aunque se desconoce cuántas personas estaban en el edificio cuando colapsaron 55 de los 136 apartamentos (estaban prohibidos los alquileres temporales pero es posible que varias unidades estuvieran ocupadas por turistas), las labores de rescate y salvamento fueron intensas durante el fin de semana.

“El departamento de bomberos del condado Miami-Dade, encargado de la labor de búsqueda y rescate, explicó en una comunicación oficial que esa etapa del proceso durará un mínimo de 72 horas, que se cumplen este domingo”, reportaron algunos medios ayer.

No obstante, el jefe de Bomberos de Miami-Dade, Alan Cominsky, confirmó que no están pensando en modificar aún la fase de búsqueda y rescate.

Hasta ayer, más de 150 personas seguían sin ser localizadas. Al menos 18 latinoamericanos son buscados en este escenario tras reportes de familiares, amigos y las cancillerías de sus naciones de origen.

La Cancillería de Paraguay informó que seis de sus ciudadanos están en esa lista, entre ellos la hermana de la primera dama del país y sus familiares, se lee en reportes de prensa, mientras que las autoridades colombianas revelaron que había seis compatriotas desaparecidos, probablemente bajo los escombros. “Seis, entre los 159 desaparecidos que se estimaba que estaban en el edificio, que se desplomó a la 1:40 de la madrugada por razones aún desconocidas”, publicó ayer El Tiempo.

“Tres de ellos –Luis Fernando Barth, su esposa Catalina Gómez y Valeria Barth, la hija de ambos– habían aprovechado las vacaciones escolares de esta época para viajar desde Medellín, donde vivían, hacia Florida. La meta era combinar el turismo con la vacunación contra el COVID-19”.

Los argentinos igualmente dieron sus cifras, a las que los medios han puesto rostro: “El colapso del complejo Champlain Towers dejó 9 argentinos desaparecidos, que son buscados fervientemente por su familia. Ya había trascendido la identidad del cirujano, su pareja y su hijita y también la de la familia Cattarossi (son 4, porque en realidad uno es uruguayo)”, se lee en un reporte de Clarín.

Una conocida periodista colombiana, Adriana Lafont, dijo que su exesposo Manuel Lafont estaba hospedando al hijo de un amigo, y de ninguno de los dos se había sabido desde el colapso del edificio. “Manny fue, es y será el mejor papá del mundo. El hombre vivía por sus hijos”, declaró a El Tiempo sobre su ex, estadounidense de ascendencia cubana que llevaba 22 años en el edificio. “Le encantaba la zona”, dijo la periodista. Manuel LaFont, de 54 años, resultó ser la tercera víctima identificada en la misma jornada que el matrimonio Antonio y Gladys Lozano.

La escalada de la cifra de muertos tras el derrumbe fue confirmada por la alcaldesa del condado de Miami-Dade en la rueda de prensa del domingo.

«Pudimos recuperar cuatro cuerpos más entre los escombros, así como otros restos humanos…A día de hoy, una víctima murió en el hospital y recuperamos ocho víctimas mortales en el lugar, por lo que confirmo que actualmente el balance de muertos es nueve», dijo.

“Hemos identificado a cuatro de las víctimas e informado a sus seres queridos”, detalló.

En torno al resto de los cubanos desaparecidos se cierne, igualmente, el dolor junto a la imagen viralizada de una bandera. Su estampa de país en un cuadro superviviente entre los bloques de cemento y las ruinas metálicas. Todo ello, orbitando en la idea de que estas cosas aquí, en Miami, no suelen pasar. En la ahora convertida en Zona de derrumbe, no faltan las teorías sobre las causas y pesan las demandas.

De los más de 130 apartamentos, se estima que 80 estaban ocupados. El enfoque principal sigue siendo la búsqueda de sobrevivientes y ya habrá tiempo para saber qué pasó exactamente, dijo el gobernador de Florida, Ron DeSantis, que también estuvo ayer en la rueda de prensa con la alcaldesa y representantes de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

El jefe de Bomberos de Miami-Dade, Alan Cominsky argumentó que “es una situación bastante dificultosa, los equipos de rescate no han parado, cualquier pequeño rayo de esperanza vale, seguimos en esta operación de rescate, hemos traído más equipos pesados para remover escombros”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here