julio 13, 2024
24.2 C
Havana

La Recarga 12X + Internet Ilimitado más barata aCuba! 😍

Del 11 de julio al 21 de julio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal e Internet Ilimitado de 12 am a 7 am

Recargar ahora

Judo cubano, otro deporte a deber rumbo a los Juegos Olímpicos

Texto: Raul del Pino 

Foto: RL Hevia

El judo es otro vivo ejemplo que permite ilustrar cuan en puntillas anda el deporte cubano de cara a los Juegos Olímpicos. Con el cierre de los rankings clasificatorios de la Federación Internacional, a solo cuatro representantes de la isla le otorgaron boletos, un número inferior a las ediciones precedentes y por debajo de las expectativas del Inder para París 2024.

En definitiva, la cuarteta que acudirá a la Ciudad de la Luz estará liderada por la legendaria Idalys Ortiz, quien buscará su quinta medalla bajo los cinco aros, después de la corona en Londres 2012, platas en Río 2016 y Tokio 2020, y el bronce de Beijing 2008, siempre en más de 78 kilogramos. 

A la experimentada artemiseña, que anunció su retiro luego de los Juegos a poco de cumplir los 35 años, solo la acompañará la trimonarca panamericana Maylín del Toro (63 kg) entre las mujeres. La exigua cifra hace extrañar aquellos años dorados en los que Cuba iba con equipos femeninos completos bajo la sabiduría del gran Ronaldo Veitía, fallecido a finales de 2022.

Por la parte masculina solo los matanceros Andy Granda (+100 kg) e Iván Silva (90 kg) consiguieron sumar la puntuación necesaria para merecer el billete a la cita estival. En el caso del superpesado subió a lo más alto del podio del Campeonato Mundial de Taskent 2022, mientras Silva ganó un metal de bronce a nivel mundial en la edición de Bakú 2018.

Aunque en menor medida que el boxeo, el judo es otra de las disciplinas históricas de Cuba en Juegos Olímpicos. Podríamos decir que ambas, junto a la lucha, conforman el triunvirato de los deportes de combate que han sacado a flote las delegaciones antillanas en el medallero por países. No por gusto, entre todas suman 58 de las 84 coronas cubanas bajo los cinco aros.

De este trío, solo la lucha consiguió amasar una buena cantidad de clasificados a París, con 10 repartidos en sus tres modalidades. El pugilismo, por su parte, decepcionó al lograr pasaportes de solo cinco fajadores, como no sucedía desde hace más de 60 años, mientras el judo irá con la menor cantidad de representantes desde Montreal 1976. En estos dos últimos casos, la fuga de talentos y el pobre recambio generacional también pasaron factura a los propósitos rumbo a París.

Desde la lid en la urbe canadiense hasta Tokio 2020, al menos un judoca de la isla caribeña ha subido al podio en todas las citas estivales en las que Cuba ha hecho acto de presencia (recodemos que estuvo ausente de Los Ángeles 1984 y Seúl 1988). La mejor actuación de todas fue en Sídney 2000, cuando la cosecha ascendió a dos coronas, igual cantidad de platas y un bronce.

En total, el judo cubano exhibe un resplandeciente de botín conformado por seis oros, 15 subtítulos y 16 terceros puestos, para redondear la cifra de 37 preseas olímpicas, desde que el guanajayense Héctor Rodríguez conquistó el trono de los 63 kilogramos hace 48 años en Montreal.

Los Juegos de París, pese al escaso número de clasificados, pudieran seguir engrosando ese formidable palmarés que ubica a Cuba en el sexto puesto histórico, solo detrás de las potencias Japón, Francia, Corea del Sur y China, en ese orden. Las principales esperanzas, como en Tokio, Río y Londres, descansan una vez más en la leyenda que es Idalys Ortiz. Esperemos que pueda agrandarla todavía más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí