julio 29, 2021
24.2 C
Havana

La Euro descorre sus cortinas y la euforia contagia a toda Italia

Foto: UEFA


Texto: Alejandro Varela

La alegría volvió a toda Italia de golpe y porrazo. Desde el mismo himno entonado eufóricamente por los miles de afortunados que lograron presenciar el primer partido de la Eurocopa 2020 en el estadio Olímpico de Roma, se respiraba un ambiente de fiesta que auguraba un triunfo de la “Azurra”.

El técnico Roberto Mancini mandó a la cancha a un once dispuesto a tener el balón y acorralar a la escuadra de Turquía, que si bien ofreció batalla durante los primeros 45 minutos no logró aguantar la presión de los locales en el complementario.

Los guerreros del país euroasiático siempre han sido un hueso duro de roer pero hoy nadie le arrebata esa victoria a los italianos, que pudieron regresar al menos parcialmente- a una cancha de fútbol después de ver a su país sufrir como pocos por la pandemia de la Covid-19.

Un autogol del Merih Demira puso a funcionar la pizarra de la icónica instalación romana en el minuto 53. Domenico Berardi se lanzó a una corrida por derecha hasta línea de fondo y envió un centro que de no encontrarse al defensor turco hubiese llegado hasta el goleador Ciro Immobile, presto a rematar de cabeza.

La apertura del marcador dotó a los italianos de un impulso extra y a partir de allí sus oportunidades de cara al arco que defendía Ugurcan Cakir se multiplicaron. El equipo local se volvió más vertical y a los turcos cada vez más le costaba mantener la posesión.

El segundo tanto era cuestión de tiempo y llegó por mediación del propio Immobile, el depredador de área que ya sabe lo que es ganar una Bota de Europa y que no perdonó un balón suelto en el 66 para subir el primero a su cuenta personal.

La coacción italiana no cesaba y la goleada parecía inminente. La misma se completó al 76 tras un error de la cada vez más endeble zaga turca. Lorenzo Insigne, el pequeño 10 del Nápoli, vio premiado su esfuerzo por izquierda al aprovechar un pase de quien si no- Immobile.

La diferencia final pudo haber sido mayor, toda vez que la superioridad italiana quedó evidenciada con más del 60 por ciento de la posesión y 24 remates a puerta, por solo tres de Turquía y ninguno directamente al arco.

La victoria festeja el regreso de uno de los históricos del fútbol a un magno evento, pues la Italia fue el gran ausente del pasado Mundial de Rusia en 2018. La goleada la ratifica como una de las favoritas a la final que acogerá el estadio Wembley el 11 de julio.

La aplazada Euro 2020 al fin comenzó y mañana abrirá sus turbinas a plena capacidad con la celebración de tres juegos en igual cantidad de sedes. Las acciones del grupo A proseguirán con el duelo de Gales y Suiza en Bakú a primera hora de la jornada.

En tanto, la tarde reserva el clásico nórdico entre Dinamarca y Finlandia en el Telia Parken de Cophenague y el cierre de primera fecha de la llave B será entre Bélgica y Rusia en el Gazprom Arena de San Petersburgo.

Un total de 11 naciones brindarán sus escenarios por primera vez en la historia del torneo continental de Europa, que reúne a 24 selecciones repartidas en seis grupos, de las cuales avanzarán a octavos de final las dos mejores de cada llave, así como los cuatro mejores terceros lugares.

Portugal acude a la lid como vigente campeón luego de vencer a Francia en la edición de 2016, en aquella memorable final donde Cristiano Ronaldo salió lesionado a los pocos minutos de comenzar al partido pero aún así fue seleccionado mejor jugador del certamen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − 2 =

Último minuto