diciembre 9, 2022
16.2 C
Havana

La Habana despide al eterno Pablo Milanés

Fotos y Texto: Hugo León

Caminar este martes por La Habana era como andar por un gran concierto de Pablo Milanés. En parques, negocios particulares, celulares y carros sonaba por doquier la música del cantautor cubano, fallecido en la noche del lunes en Madrid, España.

Las voces de miles de cubanos de todas las edades despidieron hoy a Pablo de la única forma posible en que se despide a un grande de la cultura: con los temas que durante décadas el compositor regaló a su país y al mundo.

En el Pabellón Cuba, del Vedado capitalino, varios artistas se dieron cita para tocar sus canciones y brindar homenaje al desaparecido trovador. Hasta allá fueron cientos de habaneros a disfrutar de la música del ídolo, nacido en el oriente cubano y cuya impronta se extendió al mundo entero.

También en el parque de 21 y H se reunieron personas por iniciativa propia para cantarle a Pablo.


Mientras tanto, durante toda la tarde y parte de la noche estuvo habilitado un libro de firmas de condolencias en las oficinas de PM Records, de 11 entre J e I, donde el cantautor grabó una buena parte de la música que legó a su pueblo.

Allí, justo donde estuviera el despacho del gran cantante, se colocaron flores, dedicatorias y una foto suya que lo muestra sonriendo.

Hasta allá se llegó otra cubana ilustre, Omara Portuondo, para dedicar unas palabras a su amigo cantautor. No podía ser de otra forma, Omara no faltaría, se escuchó a muchos decir. La diva plasmó su adiós y su firma en el sentido libro que también estará abierto al público este miércoles.

En redes sociales la hija de Pablo, Aydee Milanés, reconoció las muestras de cariño hacia su padre y dijo no tener palabras para agradecer todo lo que las personas habían hecho.

La noticia del fallecimiento del artista fue dada a conocer por sus familiares y otras fuentes cercanas en la noche del lunes, y desde entonces en toda Cuba y varias partes del mundo se han pronunciado miles de personas en recordación del cantante.

Al momento de su muerte, Pablo Milanés tenía 79 años y vivía en España, donde recibía tratamiento médico por complicaciones en su salud.

Desde el 13 de noviembre estaba hospitalizado tras empeorar su condición médica. La muerte de Pablo es una dura pérdida para la cultura cubana e iberoamericana.

En Miami la comunidad cubana emigrada podrá rendir tributo al cantautor este miércoles, en la Ermita de la Caridad del Cobre. Entretanto, en Madrid, España, se realizará una capilla ardiente en la Casa de América, donde se le homenajeará.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here