noviembre 26, 2021
23.2 C
Havana

¿La hora de Noelia?

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

No hay medias tintas con el personaje de Noelia Bermellón. Lo amas o lo rechazas profundamente. Lo cierto es que nadie ha quedado indiferente a la interpretación de la joven actriz Andrea Doimeadiós en su programa estelar La hora de Noelia.

El espacio ha provocado una cruente guerra de comentarios cruzados en las redes sociales desde dos bandos bien establecidos. Los que critican hasta la médula su rol y los que encuentran el sentido de burla a los estereotipos y clichés que impregna la actriz al personaje de Noelia.

Así, en medio de este polvareda es justo decir que Andrea, hija de ese gran actor que es Osvaldo Doimeadios, se atrevió con una empresa nada fácil al situarse bajo la piel de Noelia, con la que ha llevado adelante una forma de hacer televisión, basada en la burla incluso a zonas de la propia televisión, que no son habituales en los medios cubanos.

No se le puede exigir una interpretación seria y comedida a Andrea pues lo que busca la actriz es todo lo contrario. O sea la mayor seriedad que esgrime lo hace en su desdoblaje en Noelia para descaracterizar el talante frívolo de ciertos productos televisivos. Su proyección se basa en la burla, en la exageración, en el pastiche. Su principal objetivo (el de Andrea) es satirizar lo más posible el desenvolvimiento de Noelia porque en ella se resumen los defectos y falta de originalidad en la conformación de guiones televisivos, junto a las poses de conductoras que incapaces de realizar su trabajo con la objetividad que exige el medio recurren a estereotipos, frases comunes o imágenes impostadas, construidas a partir de criterios errados sobre lo que significa tener un buen desempeño en televisión.

La proyección de Noelia es ante todo una crítica al medio televisivo y así debería entenderse, aunque es cierto que ha tenido bajas y altas en su trabajo actoral para llegar al espectador común, que al final es el objetivo cimero de cualquier programa ubicado en un horario estelar de la televisión.

El programa, por sus características, es un riesgo y Andrea no ha temido asumirlo, con la certeza seguramente que cada puesta en escena es un aprendizaje, una enseñanza en evolución que puede permitirle finalmente equilibrar con mayor precisión los elementos de la sátira y el absurdo para que su mensaje llegue a toda la audiencia posible.

Andrea, con un talento ejercitado en el teatro, fue una elección muy inteligente para el personaje de Noelia. Curtida en sus trabajos anteriores y con unos reconocibles intereses en continuar creciendo como actriz, ha preparado y llevado a escena el personaje de Noelia con una destreza atlética.

Para este trabajo contó con la experiencia y apoyo de su padre, Osvaldo Doimeadiós, quien ha ejecutado magistrales interpretaciones en el teatro y que se sabe desdoblar como muy pocos en las tablas.

La participación de esta gran figura de la actuación en Cuba en su elenco es otra de las virtudes de este programa, que tuvo sus orígenes en la reciente transmisión del Motor de arranque, donde Andrea dio sus primeros pasos televisivos como Noelia.

En este espacio la actriz tuvo varias salidas al aire que contaron con la aprobación del público e hizo notar que su personaje estaba preparado para empeños mayores.

La hora de Noelia, con guión del propio Osvaldo Doimeadiós y dirigido por Mónica Crespo, le puede gustar o no al televidente, pero lo que sí nunca lo dejará indiferente. Y eso, al fin y al cabo, es ya uno de los grandes éxitos de Noelia, que hasta ahora ha salido airosa de las propias dificultades planteadas por el guión y el personaje, para trasladar su mensaje burlesco y mostrar un nivel profesional que bien le hace falta en varios aspectos a la televisión cubana.

2 Comentarios

  1. !!!!!No se puede justificar lo injustificable!!.Ejercer la Crítica se necesita ser Valiente.
    En algo tiene razón “Es un programa para hacer reír a los técnicos de la Televisión “.

  2. Realmente la hora de Noelia pasara a la historia de los programas humoristicos como otros sin pena ni gloria, la improvisada voz utilizada por ella no cae bien, tal vez hablando con su voz normal y no forzada despierte más simpatia, ja,ja,ja,……como dice el que me antecedio es un programa para hacer reir solamente a los que hacen el programa pero no al publico de la hora de Noelia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − doce =

Último minuto