enero 20, 2022
20.2 C
Havana

La polémica envuelve al cantante mexicano Pablo Montero al cantar en el cumpleaños de Nicolás Maduro

Foto: tomada de semana.com

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

El cantante mexicano Pablo Montero se ha visto envuelto en una serie de críticas en las redes sociales por asistir y cantar en el cumpleaños 59 del presidente venezolano Nicolás Maduro. Las críticas han traspasado las redes, y al cantante le han cancelado contratos y eventos por esta aparición previa en el Palacio de Miraflores.

Mariana Gutiérrez, representante del artista, dijo a medios mexicanos que “ya empezaron las cancelaciones de los contratos y de eventos por este tema de que fue a cantarle al presidente Maduro… como es un tema de política internacional ha habido ciertas consecuencias”.

Por su parte Montero había emitido un comunicado donde hablaba de su participación en el evento. “Con respecto a mi presentación en el Palacio de Miraflores en Venezuela, donde también estuvieron otros cantantes durante el evento (…) Les manifiesto que como artista no tengo partido ni bandera más que la de la música mexicana que es universal, además de que el mariachi de México es Patrimonio Cultural de la Humanidad. No me entrometo en conflictos que en este caso puedan existir en ese país hermano. Solo deseo que pronto los puedan resolver en paz, por el amor que le tengo a Venezuela”, dice el comunicado, referido por Univisión.

Además, la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) anunció este miércoles que declaró “persona non grata” a Montero por actuar para el gobernante venezolano.

Vestido de mariachi, Pablo Montero le dedicó las tradicionales “Mañanitas”, “El Rey” y “Volver, volver, volver”, entre otras canciones, en el opulento festejo que contrasta con la grave crisis económica que ha vivido el país sudamericano durante los últimos años.

La televisión pública trasmitió en directo la celebración en la que el cantante mexicano fue visto abrazando a Maduro y dándole un beso a la compañera del gobernante, Cilia Flores.

La fiesta de Maduro ocurrió tras unas elecciones regionales celebradas el domingo marcadas por una altísima abstención que, aunque representaron una mejora con relación a anteriores convocatorias, han sido cuestionadas por Estados Unidos, la Unión Europea y otras organizaciones internacionales que criticaron la falta de garantías democráticas en el proceso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez + uno =

Último minuto