julio 29, 2021
24.2 C
Havana

Ley de Memoria Democrática: esperanza para hijos de españoles en Cuba

Texto: Mónica Fernández

El Consejo de Ministros de España aprobó este martes el nuevo anteproyecto de ley de Memoria Democrática, el cual ha sido enviado al Congreso para su tramitación parlamentaria a partir de septiembre. De aprobarse, esta ley sustituirá a la de Memoria Histórica, aprobada en 2007 durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Su propósito fundamental es la protección, reconocimiento y reparación de las víctimas de la Guerra Civil, lo cual incluye la búsqueda y recuperación de los cuerpos, la anulación de sentencias de la época, y combatir la pervivencia de exaltaciones franquistas, incluida la existencia de la Fundación Francisco Franco.

Y aunque no representa el objetivo central de la propuesta legislativa, se incluye una disposición que ha renovado las esperanzas de la comunidad de descendientes de españoles en Cuba: la apertura de dos nuevos supuestos para optar por la nacionalidad española.

El ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, fue quien realizó el anuncio. De acuerdo con sus declaraciones, el anteproyecto de ley de Memoria Democrática suple deficiencias en cuanto al acceso a la nacionalidad española para algunos descendientes que quedaron fuera del marco de acción de la Ley de Memoria Histórica.

De aprobarse, dijo el ministro, ahora podrían optar por la nacionalidad española:

Los hijos de mujeres españolas que emigraron y se casaron con extranjeros durante el franquismo, y por ello perdieron la nacionalidad española.

Los hijos de quienes optaron por la nacionalidad española en virtud de la Ley de Memoria Histórica de 2007, sin importar si eran mayores de edad al momento de serle concedida la nacionalidad a su progenitor.

Esto lo encontramos en la disposición adicional octava del anteproyecto de ley de Memoria Democrática, que propone que: “Los nacidos fuera de España de padre o madre, abuelo o abuela, que originariamente hubieran sido españoles, y que, como consecuencia de haber sufrido exilio por razones políticas, ideológicas o de creencia, renunciaran a la nacionalidad española, podrán optar a la nacionalidad española, a los efectos del artículo 20 del Código Civil. Esta declaración deberá formalizarse en el plazo de dos años desde la entrada en vigor de la presente ley”.

Es decir, este párrafo simplifica los supuestos, eliminando los límites de edad. De esta forma, muchos de quienes fueron excluidos por la Ley de Memoria Histórica de 2007 se encuentran ante una nueva esperanza de poder acceder a la nacionalidad. A esto se suma que el Senado español tiene, desde 2019, pendiente a consideración una propuesta de ley sobre la concesión de la nacionalidad española a los descendientes nacidos en el extranjero de progenitores españoles, que básicamente ofrece los mismos derechos.

No obstante, al anteproyecto de Ley de Memoria Democrática le queda camino por delante. Desde su presentación en septiembre de 2020 hasta su aprobación por el Consejo de Ministros en julio de 2021, el anteproyecto recibió más de un millar de alegaciones, pasó por una audiencia pública y tanto el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Consejo Fiscal presentaron informes no vinculantes que fueron muy críticos con la propuesta legislativa. No se espera que su paso por el Congreso sea un proceso expedito, sino que genere mucha polémica y debate, en especial en temas relacionados con la libertad de expresión.

Tras su aprobación por el Consejo de Ministros esta semana, se enviará a las Cortes para el inicio de su tramitación en el Congreso. Esto no sucederá sino hasta el próximo período de sesiones, que comienza en septiembre. A partir de ese momento, los grupos parlamentarios podrán proponer más modificaciones, y se espera que sean muchas. Por demás, al menos dos partidos ya han hecho público su rechazo: el Partido Popular (PP) y Vox.

Sin dudas, muchos cubanos estarán prestando atención al resultado de estas deliberaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − siete =

Último minuto