enero 20, 2022
27.2 C
Havana

Libro de escritor cubano ficciona robo a famoso poeta

Foto: Editorial Renacimiento

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

“Mi último viaje en Lada” (Ediciones Espuela de Plata, 2021) es el título de la novela del poeta y narrador cubano Efraín Rodríguez Santana, que fue recientemente presentada en la Librería Luces, de Málaga, España.

Como toda obra literaria, este nuevo título del escritor santiaguero contiene una mezcla de ficción y realidad, tomando como punto de partida el robo de diecisiete cuadros pertenecientes a artistas de la Vanguardia cubana, los cuales eran propiedad del poeta César López (1933-2020), recientemente fallecido.

Los hechos violentos ocurrieron en agosto de 1994. “Unos individuos vestidos con el uniforme gris de inspectores de Salud Pública tocaron a su puerta, entraron a la casa, lo golpearon, lo maniataron, lo amordazaron y le robaron”, comenta el propio Rodríguez Santana en entrevista a la revista Rialta Magazine.

El hurto nunca fue resuelto por la policía, a pesar de que se llevaron a cabo varias investigaciones. Durante los días siguientes del hecho, el escritor y amigo cercano de César López estuvo acompañándolo hasta que “aquello quedó en el olvido. Fueron meses de cierto saqueo en casas de figuras intelectuales y del mundo del arte. Me pareció que ese suceso podría constituir el punto de partida de un relato extenso. (…) Así fue como César se convirtió en el Cisneros de «Mi último viaje en Lada». Quizás el personaje más dramático de la novela”, confiesa en la entrevista de marras.

Durante las 328 páginas de la novela se entrelazan otros personajes. Uno de los más relevantes y de corte más ficticio es el de Bocanera, joven homosexual que tiene como padre a un alto jefe del Ministerio del Interior. El autor confesó que las situaciones que lo involucran están construidas a partir de un escándalo sexual ocurrido en la unidad donde pasó el servicio militar obligatorio.

Foto: Diputación Provincial de Cádiz

Además de su obra de ficción, Rodríguez Santana ha trabajado intensamente en el rescate y análisis de figuras de la literatura cubana. En 2001 publicó en la Editorial Betania, de Madrid, la antología poética “Ángel Escobar, el escogido”.

Luego de 48 años sin publicarse en Cuba, vio la luz la antología “La patria sonora de los frutos”, la cual daba a conocer a las nuevas generaciones la obra de Gastón Baquero, con quien el antologuista sostuvo un intenso trabajo en el año 1995 a partir de una beca para hispanistas que le otorgó el Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once + dieciocho =

Último minuto