noviembre 26, 2021
23.2 C
Havana

Marc Anthony celebra 30 años de carrera con la deuda pendiente de un concierto en Cuba

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Marc Anthony es un cantante que ha estado en el vórtice de la popularidad desde que dio sus primeros pasos en la música latina de la mano del productor Sergio George durante la década del 80. El salsero de origen boricua, pero nacido en nueva York, celebró recientemente sus 30 años de vida artística en uno de los mejores momentos de su carrera (para no decir el mejor). Arribó a sus tres décadas devenido no solo en uno de los máximos exponentes de la música bailable en español, sino también en una de las voces representativas de las comunidades latinas en Estados Unidos.

Marc Anthony nació el 16 de septiembre de 1968 en Nueva York y publicó su primer material en 1988, el poco recordado Rebel, un disco que no era precisamente de salsa, sino que giraba en torno al freestyle, un estilo con el trabajaba bajo las tempranas influencias de sus raíces latinas.

El disco pasó sin mayores penas o glorias, pero le permitió, eso sí, comenzar a mostrar una voz propia dentro del competitivo escenario de la música en Nueva York, que ya venía echándose en el bolsillo con sus anteriores colaboraciones con Little Louie Vega.

Llegado el año 1993 ya el nombrado empresario y promotor Ralph Mercado, –una suerte de Rey Midas de la música latina, responsable junto a Johnny Pacheco de la escalada internacional de la Fania All Star, entre otros éxitos— lo convenció para que grabara un disco con temas estrictamente salseros. De esa unión nació Otra nota, producido por Sergio George, con quien Anthony ha mantenido una relación profesional y afectiva desde los inicios de su carrera.

El disco fue un pasaporte al reconocimiento mundial del salsero. De pronto vio cómo se consolidaba su fama con canciones que fueron creciendo aceleradamente hasta colocarse en los primeros puestos de las listas de la música latina. De los temas grabados en ese álbum hay tres que no dejaron de radiarse hasta el agotamiento en aquella postal musical que fue la ciudad de Nueva York de los años 90. Se trató de “Hasta que te conocí”, “Palabras del alma”, y “Si tú no te fueras”.

Ciertamente Hasta que te conocí, esa versión de un original de Juan Gabriel, todavía se escucha con frecuencia en las emisoras latinas y en los conciertos del salsero neoyorkino. El álbum vendió millones de copias y permitió ver cómo le nació otra estrella a la música latina.

Después vinieron los premios, las nominaciones y todo el fulgor que conlleva la popularidad. Su segundo disco “Todo a su tiempo” (1995), fue nominado a los premios Grammy y le abrió las puertas al público anglófono, un mercado vital para el crecimiento de su carrera en el país norteño

Durante esa época diversos géneros de la música latina habían comenzado a campear por su respeto en Estados Unidos; y Anthony se subió sobre esa ola para potenciar un repertorio que ya hacía bailar a un gran número de latinos y estadounidenses. Su tercer disco, “Contra la corriente”; marcó otro hito en su carrera con la inclusión del recordado tema “Y hubo alguien”, en la selección de los Billboard Hot Latin Tracks, una prestigiosa lista que abre el camino hacia la fama de cualquier artista.

Ya situado como una estrella internacional alterna la música con la actuación, interpretando con cierto éxito papeles en películas como Hackers y Big Night, así como en alguna que otra obra de teatro. Pero posiblemente su actuación más recordada en el cine fue en la polémica cinta biográfica El cantante, en la que interpretó al pionero de la salsa Héctor Lavoe.

En la película, estrenada en el 2006, compartió roles protagónicos con su entonces esposa Jennifer López, un dueto que junto al director, el cubano León Ichaso, estuvo en el centro de las críticas a la cinta, la cual, según músicos y especialistas, dejó a un lado las virtudes de Lavoe para concentrarse en su consumo de drogas y estupefacientes.

Polémicas aparte, la carrera de Anthony ha sido una de las mayores expresiones del éxito en la salsa y la música latina. Ha ganado varios premios Grammy, ha sido nominado en varias ocasiones y ha vendido millones de discos. Sus canciones se escuchan en todo el mundo y ha pisado los principales escenarios y plazas del orbe. Es el artista de “salsa tropical” (término acuñado por la academia de la música) con más álbumes vendidos en la historia y tiene entre su repertorio otros discos de gran popularidad como “ Valió la pena”, “Opus” y “Marc Anthony”.

El músico nunca ha descuidado su faceta de empresario. En años recientes fundó su compañía de entretenimiento itno Magnus Media, con la que ha trabajado con artistas cubanos como Gente de Zona y Leoni Torres, y organizado giras a nivel global.

Durante su carrera ha estado de alguna forma cerca de la isla y de la música cubana. De hecho ha declarado en varias ocasiones su interés en tocar en la isla y varios medios aseguraron que estuvo a punto de hacerlo en 2018 durante la primera edición del Festival Josone en Varadero por intermedio de sus colegas de Gente de Zona, con quien grabó hits como “La Gozadera” y “Traidora”.

Ya sabemos que el dúo no será el que interceda para organizar un concierto de Anthony en la isla por la distancia política que tomaron del gobierno cubano. Sin embargo, los cubanos no pierden la esperanza de ver cómo brilla en vivo esta estrella de la música latina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × uno =

Último minuto