diciembre 2, 2021
17.2 C
Havana

«Vamos a poder disfrutar de nuestras vacunas Soberanas»

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Marzo y abril serán meses decisivos para las vacunas cubanas para enfrentar la COVID-19. “Tenemos la confianza de que los resultados serán los que esperamos y podremos disfrutar de las Soberanas”, comentó Eduardo Martínez Díaz, presidente de BioCubaFarma al finalizar el espacio radiotelevisivo Mesa Redonda.

Muchos han preguntado, ¿por qué en Cuba se trabaja en cuatro candidatos vacunales y no se concentran los esfuerzos en uno de ellos? Es que desde surgió la epidemia en China se pensó en desarrollar solo una vacuna, pero cuando se convirtió en pandemia “aceleramos todo ese proceso”, recalcó Martínez Díaz.

Hay que decir que los cuatro candidatos vacunales cubanos: hablamos de Soberana 01, Soberana 02, Mambisa y Abdala, utilizan el mismo tipo de antígeno. “Este virus tiene en su superficie una proteína, llamada la espiga, y si lo vemos de manera más detallada vemos el dominio que se une al receptor de la célula donde después el virus se incorpora. Se vio en los experimentos que cuando se logra bloquear con anticuerpos esa región se inhibe la entrada del virus a la célula”, apuntó el representante de BioCubaFarma.

Según lo informado por los especialistas que llevan a cabo el proceso de ensayo, las vacunas marchan bien, pero todavía no puede decirse que son efectivas, hay que continuar los estudios; por eso no se puede apostar por una variante y luego los estudios no den los resultados esperados. En ese caso, se tendría que empezar de nuevo.

Si se lograra que tanto las alternativas del Finlay como del CIGB fueran efectivas, se tendría la capacidad para al mismo tiempo producir mucha cantidad de vacunas. 

Estos centros ya tienen programado cómo ir incrementando las cantidades de vacunas por mes, hasta diciembre y una vez que se tengan los resultados, se tendrán las suficientes dosis de vacunas para comenzar una vacunación: “Nuestro país será uno de los primeros que podrá inmunizar a toda su población”, reiteró el doctor.  

Otra pregunta está relacionada con por qué el país no adquiere alguna de las vacunas producidas ya por otras naciones, hasta tanto finalicen los proyectos de la Isla.  Ciertamente no hay tanta cantidad de vacunas.

Hasta la fecha solo se han aplicado 108 millones de dosis, lo que significa que solo se han vacunado un poco más del uno por ciento de la población. Entre los países que más han vacunado están Irán, Estados Unidos y China. Solo 13 países han aplicado más de un millón de dosis de vacunas.

Para que comprendan, lo que se hace con los candidatos vacunales cubanos, es impedir que la llave que tiene el virus, logre abrir el ‘candado’ de la célula, es decir penetrar en esta.

Por su parte, el director general del Instituto Finlay de Vacunas, Vicente Vérez Bencomo, informó que la fase II-III de Soberana 01 debe comenzar en el mes de marzo. “A partir de la incidencia que estamos teniendo del virus en el país se debe mover entre las 40 000 y 50 000 personas”.

Sin embargo, la Soberana 02, si bien inició la Fase I de ensayos clínicos más tarde que Soberana 01, avanza más rápido: “Su ensayo Fase I mostró que es una vacuna muy segura, lo cual permitió pasar a la fase II”.

Según el especialista, se pudo comprobar que una primera dosis de la Soberana 02, ya hay un número importante de personas que responden con títulos de anticuerpo. Esto es un criterio de éxito, porque si bien esos niveles de anticuerpos no son suficientes para proteger que haya una respuesta en la primera dosis, es muy positivo y nos permite pasar a una segunda fase sin que concluya totalmente la primera.

La aspiración es iniciar la Fase III de estudio en el mes de marzo en varios municipios de La Habana, con un diseño que incluye 42 600 participantes y con un grupo placebo. Para el mes de abril se debe llegar al primer millón de dosis de vacunas lo cual formaría parte de una Fase III, pero también de una aplicación controlada.

De los más recientes candidatos se explicó que Mambisa explora la vía intranasal, que también participa en la respuesta inmune del organismo ante la presencia del virus, por su lado Abdala sí utiliza la vía intramuscular.

Hasta el momento, se ha demostrado que las dosis son seguras y bien toleradas, y solo se se han tenido reacciones leves con estos candidatos, asociadas a las vías de administración y que se resuelven de manera espontánea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 2 =

Último minuto