agosto 17, 2022
27.2 C
Havana

2022: otro año sin refrescos nacionales Ciego Montero al alcance de todos

Foto: Roy Leyra | CN 360 

Texto: Redacción Cuba Noticias 360 

La escasez de los productos “made in Cuba” no es noticia nueva, sobre todo cuando se trata de la venta en Moneda Nacional (CUP). 

Entre los “a ratos” desaparecidos están los refrescos de producción nacional, especialmente los los de la marca Ciego Montero, gestionada por la empresa mixta Los Portales. 

Si bien es frecuente encontrarlos en negocios privados a precios diversos y elevados para la mayoría, en los últimos meses su lugar “fijo” han sido las polémicas tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC). 

De acuerdo con datos oficiales, en el pasado 2021, la producción se dividió en un 43% al mercado en CUP, y un 57% a las MLC, el turismo y otras empresas.

Aún así, la población en general no tuvo mucho acceso a los mismos.

Para este 2022, la situación no parece cambiar mucho, de hecho, directivos de Los Portales confirmaron a Cubadebate “que en las actuales condiciones económicas no será posible cumplir las expectativas y necesidades reales de la población”.

Según afirmaron, para el año en curso se ha proyectado producir 980 mil hectolitros de refrescos, entre ellos 50 millones de latas. 

Esto viene siendo un poco más de la mitad de la capacidad máxima productiva, que es de un millón 500 mil electrolitos, cifra que aún alcanzándola, no cubre la demanda de toda la población.

“En 2018, logramos alcanzar la máxima capacidad de ambas líneas, 1 500 000 hectolitros. No obstante, a pesar de estar trabajando ambas líneas a todo tren, nunca se ha logrado satisfacer la demanda de refresco del país”, admitió Teresa Tejo Ramos, directora de Los Portales.

Contrario a lo que pudiera pensarse, el desempeño negativo de las zafras azucareras no tienen mucho que ver con estas deficiencias productivas. 

Al respecto, Tejo Ramos comentó que desde hace más de cinco años se viene trabajando en un programa para la reducción de azúcares en estas bebidas “con un enfoque prosalud, a tono con las normas y estándares internacionales”.

“(…) desde finales de año hemos tenido problemas con el suministro de azúcar, ello no ha repercutido en la producción”, aseguró. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto