septiembre 29, 2022
24.2 C
Havana

Narciso Rodríguez: un modisto cubano americano con una fragancia adictiva

Foto: RRSS

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Muchos conocerán a Narciso Rodríguez por sus exquisitas fragancias, lo que algunos no saben es que el diseñador tiene sus raíces en Cuba, de las que además se siente muy orgulloso.

Nacido en Nueva York, Rodríguez tiene raíces hispanas, ya que su abuelo era español y emigró a Cuba. Durante los años 50´ sus padres emigraron a Nueva Jersey desde la isla, en busca de “un futuro más próspero para ellos y sus descendientes”.

De esa manera creció Narciso, junto a su gran familia y siempre muy apegado a sus raíces, las que han influido en su manera de pensar, entender y crear sus productos.

“Los hispanos prefieren celebrar la vida a llevar cosas bonitas, y cuando las llevan lo hacen de un modo más práctico, más purista”, expresó el diseñador a la revista estadounidense Vogue.

Respecto a sus raíces, Rodríguez comentó que le fascinaban las islas Canarias “por su mezcla de culturas” y por ser la tierra desde donde salió su abuelo antes de emigrar a la isla.

“Pero la mayoría de mi familia es cubana afincada en Miami. Voy a Florida cada verano a ver a mi tía y mis primos desde que era niño. Amo las gardenias del jardín, hay por todas partes. Me encanta cómo huelen por la noche”, dijo a Vogue.

La trayectoria artística de Narciso ha estado perfilada por varias de las principales marcas de alta costura a nivel internacional. Luego de estudiar en la escuela Parsons de Nueva York comenzó a trabajar en la firma Anna Klein, muy vinculada a Donna Karan en aquellos momentos, y posteriormente se convirtió en diseñador de Calvin Klein.

Después de su trabajo con la firma americana, pasó a trabajar con la casa española Loewe, aunque finalmente decidió instalarse en EE.UU. para poder desarrollar plenamente su propia firma de moda. 

Como director creativo del prêt-à-porter (listo para llevar) de Loewe frecuentó mucho la capital española, donde asegura que “fue como volver a casa”. No obstante, Rodríguez ha reconocido que su trabajo en la firma española no fue el mejor de su vida.

“Honestamente, fue difícil trabajar allí, fui el primer director creativo tras la compra de la firma por parte de LVMH. Loewe es una marca muy tradicional, icónica. Fue un honor para mí, pero para muchas personas que llevaban décadas en la empresa supuso un shock que llegara un cubano americano a dirigirles”, comentó Narciso en una entrevista con el periódico español El Mundo.

Según cuenta Vogue, el momento de gloria del artista fue cuando diseñó el vestido de novia de la boda más importante de la década de los 90´s, el de su gran amiga Carolyn Bessette, comprometida con John F. Kennedy Jr. Pero la realidad es que la carrera de Rodríguez ha alcanzado un alto vuelo y sus perfumes son muestra de ello.

Quizás el más conocido sea su fragancia Narciso Rodríguez For Her, a la que luego le han seguido otras como Musc o Narciso. En España, según El Mundo, “se venden dos de sus frasquitos cada cinco minutos”. 

“Quiero que la gente que compre mis perfumes los ponga en su vestidor, no en el cuarto de baño. Que conserve el frasco para siempre cuando lo acabe. Me gusta ese toque romántico”, aseguró el modisto al citado medio español.

Igualmente ha dicho que le apasiona que sus perfumes lleguen a aquellas personas que no se pueden permitir una prenda suya, evidentemente mucho más caras que sus fragancias.

“Adoro que mis perfumes los aprecie no sólo quien los lleva, sino también sus hijos, su pareja”, comentó a El Mundo.

En algunos momentos de su trayectoria, Narciso ha dicho que su trabajo no parece latino, pero que le pone pasión y eso para él es un sello de la identidad latina: “Mis consignas no son el rojo, ni los volantes. Me gusta lo sencillo, también presente en la cultura hispana. Mi ejemplo es Balenciaga. En su austeridad también hay feminidad y elegancia y eso también es latino. Es mi percepción”.

Además del español Cristóbal Balenciaga, entre sus referentes también están firmas más contemporáneas como Versace o Armani, incluso otras menos masivas como Yohji Yamamoto o Comme des Garçons.

Actualmente Rodríguez está casado con el directivo publicitario Thomas Nolan, junto al cual tiene dos hijos mellizos, de los cuales se ha mostrado muy orgulloso en sus apariciones públicas, aunque se describe como un hombre reservado que le gusta pasar desapercibido.

Desde pequeño Narciso soñaba con crear una fragancia, según él mismo ha dicho. Con el almizcle egipcio como ingrediente principal nació For Her, hace ya 20 años.

Según el propio artista, su perfume “es adictivo, atractivo, sensual, inteligente. Me encanta que sea tan reconocible”, dijo a El  Mundo.

A la vez, afirma que son imprescindibles todas las notas olfativas que le recuerdan su infancia: “Me he criado en una casa donde cocinar es muy importante. La comida cubana preparándose un domingo por la mañana, amigos, familia, hogar… Esas sensaciones me hacen sentir arropado”.

Narciso Rodríguez es, sin dudas, uno de los grandes modistos contemporáneos que sigue apostando por diseños prácticos, femeninos, sexys y atemporales. En esa mezcla se encuentra su encanto, su genialidad como artista más allá de las corrientes de la haute couture. Su espíritu, raíces y cultura están también en sus fragancias, en esos olores irresistibles con toques de tradición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto