enero 20, 2022
20.2 C
Havana

Nicaragua sigue en titulares: tiene nuevo embajador en Cuba

Foto: La Voz del Sandinismo

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, nombró hace pocos días a su ministro asesor para políticas y asuntos internacionales, Sidhartha Francisco Marín Aráuz, como su nuevo embajador en Cuba, en medio de un contexto donde se ha dado a conocer la noticia de establecer a los cubanos libre visado para viajar a esa nación.

Representante permanente de Nicaragua ante la ONU y embajador en Ecuador ha sido Marín Aráuz, el cual reemplaza en el cargo al periodista argentino nacionalizado nicaragüense Luis Cabrera González, según una nota de EFE.

Recordemos que Cabrera González fue Embajador de Nicaragua en La Habana desde 2007, luego de que el líder sandinista Daniel Ortega retornó al poder y restableció las relaciones diplomáticas con Cuba.

Esta decisión, ocurrió cuatro días después que el Gobierno de Nicaragua, a través del Ministerio de Gobernación, estableciera el libre visado para los ciudadanos de Cuba como una medida «humanitaria» para beneficiar a cubanos con familiares en el país centroamericano.

De acuerdo con una resolución del Ministerio de Gobernación, en vigor desde el lunes pasado, con ello se exime del visado a todos los cubanos que deseen ingresar a Nicaragua «con el fin de promover el intercambio comercial, el turismo y la relación familiar humanitaria».

En los periodos en que el país centroamericano ha sido gobernado por Ortega, Nicaragua y Cuba han mantenido estrechas relaciones, en primera parte abarcó de 1979 a 1990, y en una segunda inició en 2007.

Ambos países, además,  forman parte de la Alianza Bolivariana Para los Pueblos de América (Alba). Cuba, de hecho, apoyó la decisión de Nicaragua de salir de la Organización de Estados Americanos (OEA), luego de que esta descalificara las elecciones del 7 de noviembre ganadas por el actual mandatario.

En este sentido, la 51 Asamblea General de la OEA consideró que las elecciones en las que Ortega se impuso para un quinto mandato de cinco años y cuarto consecutivo, con sus principales contendientes en prisión, «no fueron libres, justas ni transparentes y no tienen legitimidad democrática».

Por ello, Nicaragua denunció la Carta de la OEA y anunció su salida del organismo, un proceso que tardará dos años, convirtiéndose así en el segundo país, después de Venezuela, en solicitar la salida de la OEA.

En el caso Cuba, fue excluida del sistema interamericano en 1962 por sus vínculos con el entonces bloque comunista soviético y sus diferencias con EE.UU. Aún así los  miembros del bloque pidieron la incorporación de la Isla en 2009 en la V Cumbre de las Américas, pero el gobierno cubanos o reiteró que no tenía ningún interés en regresar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + ocho =

Último minuto