agosto 7, 2022
24.2 C
Havana

No basta con tener ley de bienestar animal, hay que hacerla cumplir

Fotos: RRSS

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Las imágenes de un nuevo caso de maltrato animal en Cuba calientan por estos días las redes sociales: un perro amarrado por el cuello a un coche —de los llamados arañitas o volantas en zonas rurales— es arrastrado mientras el artefacto es conducido por un anciano.

Sucedió en la carretera a Boquerones, en La Sierpe, Sancti Spíritus. Las fotografías las tomó un activista que encaró al hombre y compartió las instantáneas en un grupo de rescate y rehabilitación animal. Sin embargo, fue el también activista Dennis Valdés Pilar quien lanzó el mensaje que se haría viral.

“Estamos tratando de identificar a este monstruo que vino arrastrando a este perro, según él había muerto antes de ser amarrado a la arañita —publicó Valdés Pilar en sus redes—. Ministerio de la Agricultura de Cuba, una vez más, las multas no son ni serán suficientes. Cansados de hacer el trabajo de ustedes, de salir a las calles por ustedes, de encontrar a estos delincuentes por ustedes (…). No nos creemos que murió antes de ser arrastrado. Este perro tiene múltiples señales de maltrato físico, sumando lo delgado que estaba por falta de alimentación y cuidados. No es un secreto que el maltrato animal es mucho más visto y bastante normalizado en zonas rurales. Vamos a dar con este infeliz. Ayúdenos a identificarlo”.

Dos días después, en un rapto inesperado de inmediatez, la delegación del Ministerio de la Agricultura en Sancti Spíritus daba respuesta a la denuncia en un mensaje que el propio activista publicó en su muro de Facebook: “A partir de la denuncia realizada en las redes sociales por maltrato animal contra un ciudadano residente en Boquerones, municipio La Sierpe, se realizó una comisión para esclarecer el incidente, presidida por el Delegado Municipal de la Agricultura, Sanidad Animal y otros especialistas de la Agricultura en el territorio. Luego de identificado el ciudadano, la comisión se personó en su vivienda para profundizar en los hechos. Refiere que el animal llevaba varios días enfermo con inapetencia, lo que causó su muerte. Reconoce lo incorrecto de su actuar y su arrepentimiento. Al amparo del Decreto 31 Artículo 58 Inciso A, se procedió por el inspector actuante a aplicar medida contravencional al infractor consistente en 1 500 pesos”.

La medida no satisfizo a la comunidad animalista cubana, quienes consideran que no resulta ejemplarizante, sobre todo en contextos como los rurales, donde estas prácticas suelen ser hasta cierto punto toleradas.

No obstante la agilidad con que las autoridades tuvieron en cuenta este caso, la mayoría de los episodios de abuso contra los animales no corre con tanta suerte, pues los mecanismos para hacer cumplir el Decreto Ley de 2021 que implementa la Política de Bienestar Animal en el país existen, pero no siempre funcionan.

Al alcance de la población hay números de teléfono, correos electrónicos y plataformas diversas para realizar la denuncia, solo que, una vez establecida, pareciera que esta cae en saco roto.

Por otra parte, la precariedad de recursos de las instituciones, entre otros factores, pone en tela de juicio la efectividad en la aplicación de una normativa jurídica que pareciera solo reservada para los grandes escándalos mediáticos, como el que tuvo lugar el pasado 8 de abril en el Recinto Ferial de Rancho Boyeros, cuando unos “humoristas” enlazaron a un gato como parte de un espectáculo.

El suceso derivó en multas de 3 000 y 1 500 pesos cubanos a los implicados, pero los animalistas calificaron las sanciones como irrisorias y reclamaron medidas más severas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto