enero 27, 2022
27.2 C
Havana

Obispos cubanos piden evitar la violencia en vísperas del 15N

Foto: Facebook Conferencia de Obispos de Cuba

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

A sólo cuatro días del 15 de noviembre, cuando se espera que los cubanos salgan a las calles a manifestarse pacíficamente ante el descontento con el gobierno, los obispos católicos de la isla llamaron a evitar la violencia en el país y propiciar un clima de respeto que favorezca la libertad de expresión, como derecho inherente de las personas.

En la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), efectuada este jueves, consideraron que se debe implicar a todos los ciudadanos en un proyecto de nación que involucre y motive; «que tenga en cuenta las diferencias, sin exclusiones ni marginaciones».

Ante la inminencia de la Marcha Cívica por el Cambio y el aumento de la vigilancia por la Seguridad del Estado a los opositores y organizadores de la iniciativa, los pastores expusieron que: «cualquier acto de violencia entre nosotros, ya sea física, verbal o sicológica, hiere gravemente el alma de la nación cubana y contribuye todavía más al pesar, al sufrimiento y a la tristeza de nuestras familias». 

«Un alma herida no está en condiciones de construir un futuro de esperanza. La violencia contradice la voluntad de Dios», significaron en la declaración difundida en su sitio oficial.

«Pensamos que hace falta implementar mecanismos donde, sin temor a intimidación y represalias, toda persona pueda ser escuchada y se encaucen las insatisfacciones ante las duras realidades cotidianas que agobian a tantos, especialmente a los más empobrecidos y vulnerables».

Exhortaron una vez más a no escatimar esfuerzos para allanar los caminos del entendimiento, la reconciliación y la paz, «de tal modo que las diversas propuestas sobre el destino presente y futuro del país, encuentren un ámbito de cordura, tolerancia y concordia, y se establezca un diálogo armónico y civilizado en el cual se puedan encontrar las mejores soluciones a los problemas que nos atañen».

Los obispos calificaron las actuales circunstancias como horas difíciles de la historia de la nación y se encomendaron a la Virgen de la Caridad del Cobre, Madre y Patrona de Cuba, «para que la luz que brota de la paz y del amor, prevalezca sobre los nubarrones del odio y de la enemistad».

 Anteriormente un grupo de sacerdotes cubanos publicaron en la página de Facebook «Areópago Cubano: Pensamiento Social de Inspiración Cristiana» una carta a favor de la paz y la no violencia ante la marcha pacífica organizada por el grupo Archipiélago para el próximo lunes.

Asimismo, Sor Nadieska Almeida Miguel, superiora de las Hijas de la Caridad en Cuba, pidió a las autoridades el fin de la violencia, un mensaje también divulgado en la misma red social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × tres =

Último minuto