octubre 26, 2021
24.2 C
Havana

Organismo Andino de Salud Convenio Hipólito Unanue y la OPS, abordan el tema del suicidio en Cuba

Foto: paho.org

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Con  motivo de celebrarse recientemente el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, el Organismo Andino de Salud Convenio Hipólito Unanue (ORAS – CONHU), en colaboración con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), organizaron un panel virtual con el objetivo de promover el intercambio de experiencias y conocimientos para ayudar a prevenir esa dañina conducta en el continente americano.

Es  que la COVID-19 ha incidido en la vida de las personas de diferentes maneras, y las consecuencias generadas por esta situación incluyen afectaciones a la salud mental. “Además de miedo por la posibilidad de padecer la enfermedad y dolor por la pérdida de seres queridos, las familias han experimentado mucho estrés, ocasionado por la cuarentena prologada y el deterioro de factores socioeconómicos en los distintos países. Es por ello que, en la actualidad, cobra especial importancia la atención al suicidio; un problema de salud mundial que desde hace tiempo demanda la intervención de gobiernos y otros actores sociales”, expuso una nota publicada en la web de la OPS.

Algunos de los participantes en este panel fueron la Dra. María del Carmen Calle Dávila, Secretaria Ejecutiva de ORAS – CONHU y la Dra. Gloria Lagos Eyzaguirre, Gerente de Líneas Estratégicas y Cooperación Internacional del mismo organismo.

Tres temas fundamentales centraron el debate: situación del suicidio en la región; la conducta suicida en Perú durante la pandemia de la COVID-19; y el Programa de Prevención de la Conducta Suicida en Cuba. 

Este último tema, presentado por el Dr. Ramón Felipe Prado Rodríguez, Especialista de Primero y Segundo Grado en Psiquiatría del Hospital “General Calixto García”, expuso diferentes características de la conducta suicida en la isla y de la labor preventiva que se realiza.

“A finales de los ochenta, cuando comenzó el programa al que se hace referencia, había una tasa de suicidio en el país por encima de 20 por cada 100 000 habitantes, y en estos momentos se encuentra en 13 aproximadamente. Sin dudas, ha habido una marcada disminución, pero no por ello ha dejado de ser un asunto al que se le brinda mucha prioridad”, refirió el especialista.

Según datos arrojados en esta exposición, las personas mayores de 60 años tienen las tasas más elevadas; un comportamiento histórico que se ha mantenido de esa forma por más de tres décadas. En relación con el sexo, se conoció que alrededor del 70% de los suicidios en Cuba ocurre en hombres; aunque, entre 2011 y 2019, la frecuencia de intentos suicidas por cada suicidio consumado fue superior en las mujeres respecto a los hombres: 31.7 y 3.5 intentos, respectivamente. De igual manera, en la medida que avanza la edad, los intentos suicidas disminuyen, pero aumenta la posibilidad de consumarlos.

Atendiendo a  las tasas de suicidio para todos los grupos de edades, hay cuatro provincias de muy alto riesgo: Las Tunas, Holguín, Villa Clara y Sancti Spíritus; a las cuales siguen Mayabeque, Artemisa, Matanzas y Camagüey, con un riesgo que igual se cataloga alto.

En Cuba existe un Programa de Prevención de la Conducta Suicida en Cuba cuyos objetivos son reducir la morbilidad por intento suicida, así como la mortalidad por suicidio consumado.

“Es conocido que la conducta suicida constituye un fenómeno multicausal, aunque existen factores determinantes y precipitantes. Hay trastornos mentales que representan mayor riesgo, como la depresión y la esquizofrenia; igualmente está el consumo de alcohol y drogas, la presencia de enfermedades crónicas y la situación creada por la COVID-19, que no se puede dejar de mencionar, porque ya está teniendo un impacto en diferentes partes del mundo y también en la isla. Otros factores que históricamente han sido determinantes son la pobreza, la emigración y el estigma”, refiere el comunicado.

De acuerdo con el Dr. Renato Oliveira e Souza, Jefe del Departamento de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el suicidio sigue siendo un importante problema de salud en las Américas.

“Hubo un promedio de 93 737 muertes por esta causa por año entre 2015-2019; y la tasa de mortalidad por suicidio en la región aumentó en un 17% entre el 2000 y el 2019. En este contexto, Cuba se encuentra entre los países con una tasa superior a 10 por cada 100 000 habitantes”.

Las recomendaciones de la OPS son: limitar el acceso a los medios de suicidio; interactuar con los medios de comunicación para informar responsablemente sobre el tema; fomentar las habilidades socioemocionales para la vida en adolescentes; e identificar, evaluar, manejar y hacer un seguimiento temprano de cualquier persona afectada por comportamientos suicidas. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + 10 =

Último minuto