diciembre 1, 2021
14.2 C
Havana

Peregrinación al Rincón este 2020: el cubano no pierde la fe

Fotos: Manuel Larrañaga

Texto: Karla Castillo

Durante todo el 2020, la situación epidemiológica provocó que tanto eventos culturales como de otros tipos se cancelaran, modificaran o pospusieran; pero hay tradiciones que hasta a la Covid-19 le cuesta llegar a romper, una de ellas, la peregrinación al Santuario de San Lázaro, en el Rincón.

Llegando al final de un año convulso, y con la esperanza que el santo ayude a que el próximo sea mejor, los devotos no perdieron la oportunidad de acercarse al Rincón, como indica esta costumbre popular en homenaje a San Lázaro, deidad que se asocia, entre otras cosas, al cuidado de la salud.

Eso sí, como era de esperar, fue una peregrinación con características especiales, lógico ante el contexto que vive la Isla, marcado por la implementación de medidas sanitarias para frenar el contagio por Covid-19 y el aumento de la tensión por parte del Estado cubano, después de los sucesos con el Movimiento San Isidro y el Ministerio de Cultura.

Familias peregrinan hacia iglesia del Rincón
Familias se acercaron al Rincón, para pedir salud y bienestar

Desde que llegabas al paradero de Santiago de las Vegas, se notaba el incremento de la seguridad respecto a años anteriores: varios policías cada pocos metros, acompañados de los conocidos “boinas negras” y una mal disimulada cantidad de agentes vestidos de civiles caminando entre los peregrinos.

El trayecto hasta el Santuario debía ser a pie, aunque no hubieses hecho una promesa, porque los coches y otros medios de transporte que generalmente están disponibles, esta vez no lo estaban.

Si ya de por sí la caminata es intensa debido a la distancia a recorrer, la incomodidad se acrecentó por el poco acceso a puestos de comida y bebidas. En todo el camino no pasaban de cinco las carpas colocadas por el gobierno con algunos de estos productos, de primerísima necesidad en esa situación si se tiene en cuenta el esfuerzo físico bajo el invencible sol de Cuba.

Sobre este tema, un señor que hacía la peregrinación, contó a Cuba Noticias 360 su parecer, comparando con otros 17 de diciembre incluso de antes de triunfar la revolución. Consideró que al menos, se podría facilitar el acceso a agua y café en distintos puntos del viaje, algo que no debe costar mucho esfuerzo al gobierno cubano.

Cubanos llegan al santuario del Rincón
Muchos llegan descalzos para cumplir promesas hechas a San Lázaro

Quien ha visitado el Rincón por estas fechas, sabe que un mar de personas suele visitar ese lugar, y es posible ver a muchos cumpliendo promesas hechas a San Lázaro. Algunos llegan arrastrándose, cargando piedras, caminando sobre sus rodillas… otros se quitan los zapatos y llegan descalzos al santuario. Este 17 de diciembre, la asistencia del público fue notablemente menor.

Como se había anunciado, la imagen del santo, conocido en la religión yoruba como Babalú Ayé, recibió a la población en la puerta de la iglesia, desde donde se realizaron las misas, efectuadas por sacerdotes de varios lugares del país, junto a Juan de la Caridad García Rodríguez, cardenal de Cuba.

Santuario Nacional de San Lázaro
La imagen de San Lázaro recibió al público en la puerta de la iglesia

En el suelo se veía flores, cera de velas; en el viento quedaban los rezos, la música gospel, hasta lágrimas. Salud, prosperidad, un año mejor, son las peticiones constantes entre el público que va al santuario. “¡La visa!” le reclamaba a una imagen de San Lázaro una señora que iba con sus dos nietos. “El cubano lo ha perdido todo, pero no ha perdido la fe”, nos dijo.

Imagen de San Lázaro
Los cubanos no pierden la fe

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 − cuatro =

Último minuto